Seleccionar página

Seguramente conocemos a muchas parejas que desde la primera cita se flecharon y hoy siguen juntas, pero nosotros no logramos pasar del primer encuentro y no sabemos cuál es nuestro problema.

errores primera cita

Salimos entusiasmados con algún chico o chica que nos parece realmente encantador (a), pero al cabo de un tiempo nos dejamos vencer por la negatividad al no conseguir pareja estable, sintiendo que son esas personas las que están mal. Sin embargo, si estamos pasando por esta situación, antes de pensar que tenemos un problema, tal vez sea momento de ver qué estamos haciendo porque seguramente ahí ha de estar la respuesta de por qué fallan nuestras citas.

Entre los errores más comunes que se pueden ubicar de que algo estamos haciendo mal se encuentran:

– No arreglarse lo suficiente: Quizá no estemos tan entusiasmados por esa primera cita, más aún si ha sido algo arreglado o un encuentro a ciegas; pero nunca sabemos con quién nos podemos encontrar, por lo que no hay que dejar pasar la oportunidad y esmerarnos en nuestro arreglo, pues la primera impresión sólo se da como su nombre lo dice, la primera vez. Usemos ropa linda y con la que nos sintamos cómodos, pero sobre todo, que resalte lo que consideramos más bonito de nosotros.

– No ser puntual: Si tenemos el mal hábito de llegar tarde, seguramente veremos las consecuencias y una de ellas es la mala impresión en una primera cita. Llegar más de 15 minutos tarde sólo es muestra de falta de interés, lo cual nos restará inmediatamente puntos.

– Hablar poco o demasiado: Si durante la cita nos la hemos pasado hablando todo el tiempo, o por el contrario, sumamente callados, podríamos no resultarle tan interesante a nuestro compañero (a), lo que hará que no quiera vernos nuevamente. Muchas veces nos traicionan los nervios, pero hay que llegar a un equilibrio.

errores primera cita2

– Demasiadas preguntas: Recordemos que las primeras citas sirven para conocerse, no para sacar el detective que traemos dentro. Las preguntas muy personales solo lograrán asustar a la otra persona.

– Fingir durante la cita: Inventar que tenemos un gran trabajo, historias irreales sobre nuestras exparejas, que ayudamos a los niños pobres o, por el contrario, nuestro tío es millonario, en el intento de impresionar no nos traerá nada bueno. En primer lugar, nunca sabremos si de verdad le gustamos por ser nosotros. Además, una mentira siempre llevará a otra, haciendo una gran bola de nieve que no podremos detener.

– Hablar mal de nuestro ex: Así haya sido un verdadero patán o una desgraciada, recordemos que estamos en una primera cita. Si nos la pasamos hablando mal de alguien, dejará una mala impresión. Si la conquista continúa, ya habrá tiempo de compartir todas estas experiencias, pero nunca la primera vez.