Seleccionar página

Para realizar el “home office” se requiere a personas sumamente organizadas y responsables, debido a que no estarán el 100 por ciento del tiempo con un jefe o supervisor cerca. Esta modalidad de empleo es liderada en México por mujeres y emprendedores que no se visualizan como empleados cumpliendo un horario y reglas típicas de oficina.

home-office

El “home office” (trabajo en casa), se considera como una rentable prestación de servicios muy atractiva que ofrecen las empresas; con este empleo, cumplirán con las tareas del hogar cerca a sus hijos, sin renunciar a su profesión y estabilidad laboral.

Cuando se tiene orden para separar las actividades hogareñas y la oficina portátil, no habrá complicaciones al momento de diferenciar cuándo se está en casa y cuándo se requiere estar on line con los ojos en la pantalla de la computadora.

Por parte de las empresas, debe brindarse capacitación a los trabajadores y potenciar sus habilidades en el “home office”, así como saber direccionar los objetivos y medir el desempeño, planificar el trabajo, implementar una comunicación efectiva y fortalecer el trabajo en equipo.

Las herramientas para ser empleado en esta modalidad, hacen indispensable una buena computadora y conexión a internet rápida y constante; asimismo, un escritorio amplio y una silla ortopédica que evite lesiones futuras de columna, luz adecuada y en lo posible, la menor cantidad de ruidos.

Es el futuro. Es la era donde el internet y la tecnología están para hacer más fácil la vida. Ser emprendedor o ama de casa, dará las mismas recompensas a quien trabaja con el compromiso de ofrecer calidad y eficacia sin desplazarse a una oficina.