Seleccionar página

Muchos de nuestros hábitos diarios como tomar café o bebidas que contengan cafeína, comer derivados del tomate, utilizar picantes, cebolla, el consumo reiterado de chocolate o pastillas de menta, y tomar aspirinas, pueden empeorar un malestar muy común y que se puede prevenir fácilmente: la acidez.

acidez ejercicio 2

Ésta generalmente se da cuando se come o se bebe en exceso, o cuando uno está muy estresado. Inclusive estar acostado puede dar la sensación o se puede sentir si usamos ropa muy ajustada que haga presión en el estómago.

La acidez estomacal es una sensación de ardor en la parte baja del pecho que produce un gusto amargo en la boca. Si bien es una sensación que puede durar unos pocos minutos, es bastante incómoda.

La acidez se puede prevenir evitando el consumo de comidas con altos contenidos de proteína o en grasa, comiendo dos o tres horas antes de ir a acostarse, poniendo inclinada la cama del lado de la cabecera o evitando los cinturones apretados y otras prendas que generen presión en el abdomen.

Existen algunos consejos muy fáciles de seguir, que si eres de tener acidez muy a menudo, te van a ser de gran utilidad:

avena 3

– Comer avena todas las mañanas.

– Hacer un jugo con cuatro zanahorias, dos hojas de lechuga y una taza de agua. Batirlos durante cinco minutos, colar el líquido y tomarlo por la mañana.

– Tomar medio vaso de jugo de papaya 30 minutos después de comer

– Hacer un té con cinco gramos de espliego, cinco de orégano, cinco de menta y cinco de fumaria en medio litro de agua hirviendo. Se deja hervir, se endulza con una cucharadita de miel y se beben tres tazas al día después de cada comida.

La acidez estomacal no es grave si se siente esporádicamente, pero en el caso de que sea crónica, puede generar inflamación en el tejido del esófago, lo que podría traer consigo problemas para tragar e inclusive, sangrado.