Seleccionar página

En el auge de la era digital, las redes sociales también hacen parte de la investigación de parte de los reclutadores al momento de ser candidato para una vacante de empleo. Desde la foto del perfil, la biografía, las publicaciones y cómo se responde en los comentarios, todo ampliará el panorama ante una oferta laboral.

perfil fb recruiting

Facebook se podría considerar la red social más personal que un ser humano puede tener, ya que en ella es habitual revelar nuestro verdadero nombre y apellido de pila. Muchos profesionistas tienen su cuenta desde hace al menos cinco años, en los cuales algún post o foto no tiene “candado” (que sólo lo pueden ver los amigos), sino que es público.

Al ser de dominio público, el post o la foto puede ser vista por cualquier persona que cuente con acceso a esta plataforma. Los reclutadores son expertos en investigar al ponente, aun no siendo parte de su lista de contactos. ¿Cómo lo logran?

Sencillo. Se busca por el nombre y apellido. Una vez que se abre el perfil, arrojará al menos la foto de éste, los comentarios en ella, la biografía de cómo se describe la persona que está en la lista de una vacante; estudios realizados y trabajo donde haya estado; páginas de fans a las que se suscribió y preferencias.

En repetidas ocasiones, los usuarios comenten el error de poner como “público” un comentario infortunado (en contra) sobre una empresa en la que trabajó, arma letal para ser señalado como “conflictivo” por los agentes de la bolsa de empleo a la que se registró.

Otro aspecto a cuidar son las fotografías de fiestas que publican otros amigos y donde se etiqueta al protagonista del perfil en estado inconveniente, e incluso, con vestimenta inapropiada. Esta parte es difícil de controlar debido a que la otra persona no está obligada a bloquear ese tipo de contenido y opta por dejar como públicas absolutamente todas sus fotos.

Para Venus Buchán, gerente de talento de la consultora especializada en head hunting 3 Hunters, las recomendaciones para cuidar nuestro perfil del Facebook se convierten en una obligación que un candidato a un empleo debe seguir, incluso si aún no ha sido entrevistado.

“Es importante tener una buena imagen cuando se busca una oportunidad laboral. Los contenidos de esta red social deben cuidarse al máximo, desde las fotografías hasta los comentarios. Una manera de impactar de manera positiva en el reclutador, es abstenerse de opinar en tono agudo sobre política, temas sociales y religión; el contenido debe ser neutral, de preferencia”, puntualiza Buchán.

Así que si estás buscando empleo, mejor comienza a revisar tus perfiles y publicaciones en redes sociales, no sea que algún comentario hecho en broma o al calor de una fiesta, te cierre las puertas del trabajo de tu vida.