Seleccionar página

La vesícula biliar es una pequeña bolsa que se encuentra detrás del hígado, cuya función primordial es salvar la bilis rica en colesterol que se secreta a partir de hígado. 

dieta sana 6

Cuando hay sustancias en la bilis que se endurecen, se forman los conocidos cálculos biliares, que pueden ser tan pequeños como un grano de arena y tan grandes como una pelota de golf. En muchos de los casos la solución para eliminarlos es a través de una cirugía; sin embargo, antes de llegar a este procedimiento, hay varias alternativas que pueden ser útiles para prevenir los cálculos biliares.

La formación de cálculos en la vía biliar puede ser producto de la obesidad y también de la alta concentración de grasas en la dieta, aunque la mayor parte de las veces la patología es de origen desconocido. Dado que la vesícula biliar almacena el producto del hígado para liberarlo cuando es necesario digerir grasas, cuando hay un cálculo en la vesícula éste entorpece el paso de la bilis contenida en la vesícula, pudiendo causar la posterior inflamación y dolor.

Por lo tanto, la dieta está en estrecha relación con la enfermedad, pues debemos reducir las probabilidades de inflamación al tener precaución con el consumo de grasas. Además de estas y los métodos de cocción que las contengan, debemos reducir el consumo o evitar la ingesta de los siguientes estímulos biliares:

carbohidratos 3

Fibra dietética insoluble

Debemos evitar los alimentos derivados de cereales integrales, el salvado de trigo y semillas de frutas o verduras. Asimismo, debemos consumir los alimentos de origen vegetal siempre cocidos y evitar las legumbres.

Azúcares

Las altas concentraciones de mono y disacáridos estimulan la secreción de bilis, por lo tanto, debemos consumir con moderación y en pequeñas cantidades alimentos que poseen azúcares.

Xantinas

Los alimentos ricos en cafeína y teobromina como el café, la yerba mate, el té concentrado, las bebidas de cola, pueden ser grandes estimulantes de la vesícula biliar; por ende, debemos reducir y/o evitar al máximo su consumo.

Temperaturas extremas

Las comidas y bebidas muy frías y muy calientes son fuertes estimulantes biliares, por lo que es recomendable la ingesta de preparaciones y alimentos a temperatura templada.

carne procesada 4

Purinas

Estas sustancias contenidas en las carnes rojas sobre todo, también deben reducirse y dado que las grasas deben limitarse pero no pueden eliminarse de la dieta porque el cuerpo las necesita. Se aconseja consumir grasas con moderación en forma de aceite, yema de huevo, y carnes blancas, sobre todo, pechuga de aves que son más magras y pescados blancos o azules, porque tienen menos purinas.

Volúmenes aumentados

Las grandes cantidades de comida ingeridas en un sólo momento pueden traer como consecuencia un gran estímulo y dolor, por lo tanto, mejor comer varias veces al día y en pequeñas cantidades.

Otros

En líneas generales también se aconseja reducir los cítricos, las bebidas carbonatadas y la ingesta de alcohol.