Seleccionar página

Inscrita en el romanticismo, la obra de Hans Christian Andersen comprende diversos libros de poemas, novelas y piezas para el teatro; sin embargo, debe su celebridad a las magníficas colecciones de cuentos de hadas que publicó entre 1835 y 1872.

andersen 2

Son creaciones suyas relatos como “El patito feo”, “La sirenita”, “El soldadito de plomo”, “El sastrecillo valiente” o “La reina de las nieves”, tan divulgados y conocidos que a veces son tenidos por cuentos tradicionales anónimos.

Por su poderosa inventiva y la equilibrada sencillez de su estilo y de su técnica narrativa, Andersen es el primer gran clásico de la literatura infantil.

El más famoso de los escritores románticos daneses fue un hombre de origen humilde y formación esencialmente autodidacta, en quien influyeron poderosamente las lecturas de Goethe, Schiller y E.T.A. Hoffmann.

andersen 3

Inspirándose en tradiciones populares y narraciones mitológicas extraídas de fuentes alemanas y griegas, así como en experiencias particulares, Hans Christian Andersen llegaría a escribir, entre 1835 y 1872, un total de 168 cuentos protagonizados por personajes de la vida diaria, héroes míticos, animales y objetos animados.

La maestría y la sencillez expositiva logradas por Andersen en sus cuentos no sólo contribuyeron a su rápida popularización, sino que consagraron a su autor como uno de los grandes genios de la literatura universal.

Sus cuentos para niños continuaron apareciendo hasta 1872, cuando las últimas historias fueron publicadas en Navidad. Durante la primavera de ese año, Andersen sufrió una caída desde su propia cama, lo que le produjo heridas graves. Nunca volvió a recuperarse del todo y el 4 de agosto de 1875 murió en la casa llamada Rolighed, cerca de Copenhague, donde está enterrado.