Seleccionar página

Durante 1990 el mercado petrolero internacional se caracterizó por una gran turbulencia. El año inició con una oferta petrolera que superaba la demanda y los precios tendían a la baja. Quince de los veinte productores tradicionales de petróleo aumentaron la extracción y algunos de ellos lograron incrementar también sus plataformas de exportación.

guerra golfo 2

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) debía tomar una posición al respecto; sin embargo, se veía entre los miembros una gran división. Argelia, Irán e Irak, cuya clave económica era el petróleo, proponían una baja en la producción para que su precio se incrementara.

Un año más tarde los precios del energético comenzaron a desplomarse debido al incumplimiento de Kuwait, de los Emiratos Árabes y de Arabia Saudita de reducir su producción a los niveles acordados por la OPEP.

Irak, segunda potencia militar de la zona después de Israel, con una deuda elevada y una economía deteriorada por la guerra contra Irán, vio mermada su realidad socioeconómica. Ello y sus viejos conflictos territoriales incidieron para la posterior decisión de invadir Kuwait.

guerra golfo 1

El gobierno de Saddam Hussein acusaba a Kuwait de robar dos mil 400 millones de dólares, por la extracción de crudo de algunos pozos fronterizos y lo amenazaba con una intervención militar si continuaba con su actitud desafiante.

Con esas razones y con la convicción de que el mundo árabe no lo condenaría por borrar una frontera artificial trazada por el colonialismo europeo, Irak se lanzó a invadir Kuwait el 2 de agosto de 1990. Consumada la ocupación, los gobiernos árabes se vincularon más estrechamente con Estados Unidos, por lo que Hussein estaba en desventaja.

Irak fue inmediatamente sancionado económicamente por las Naciones Unidas y las hostilidades comenzaron en enero de 1991, dando como resultado la llamada Guerra del Golfo, comúnmente conocida como Operación Tormenta del Desierto.