Seleccionar página

Los especialistas del sector privado ajustaron a la baja sus pronósticos para las variables macroeconómicas en este año y el siguiente, en sintonía con la reciente debilidad del tipo de cambio y la contracción en el producto interno bruto del segundo trimestre.

economia mexicana nueva

Los expertos consultados por Banco de México revisaron a la baja su estimado de crecimiento del PIB este año desde 2.4 a 2.3%, ante un entorno externo complejo y algunos factores internos que presionarán a la economía en el futuro, tales como el recorte al gasto del gobierno y las alzas en las tasas de interés.

Así, la mediana de proyecciones de julio ubicó al PIB de este año en su menor nivel desde diciembre de 2014, cuando Banxico, como también se le conoce al órgano central, comenzó a recopilar el pronóstico de 2016.

Para el siguiente año, los analistas prevén que la economía mexicana crezca 2.65%, o 0.5 puntos porcentuales por debajo del 2.7% que esperaban en el sondeo anterior.

Los encuestados estimaron que la “debilidad del mercado externo y la inestabilidad financiera internacional continúan siendo los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico.

Si se confirman estos pronósticos, tomaría mayor fuerza la hipótesis que tiene más de un analista de que a partir de la segunda mitad del año el crecimiento económico moderará su ritmo de expansión. “El 76% de los encuestados considera que la economía no se encuentra mejor que hace un año y el 53% considera que el clima de negocios se mantendrá sin cambios en los próximos seis meses.

Por otro lado, la mediana de los analistas consultados por el banco central prevé que la inflación registre un repunte para éste y el siguiente año, aunque en ambos casos el estimado se mantuvo dentro del rango objetivo de Banxico, que va desde 2 hasta 4%.

En particular, los economistas prevén que durante 2016 la inflación aumentará 3.2%, en lugar de 3.1% previo, en tanto para el siguiente año prevén que cierre 3.40% o 0.01 puntos porcentuales por encima del sondeo anterior.

Otra de las variables que mostró un ajuste al alza fue el tipo de cambio, tanto en 2016 como en 2017. Ahora, los analistas prevén que el dólar cierre en 18.62 pesos este año, 31 centavos más que lo pronosticado el mes pasado, y para el siguiente año subió 20 centavos hasta 18.20 por dólar.

Finalmente, el consenso de analistas del sector privado esperan que el Banco de México ajuste en una sola ocasión la tasa de referencia, actualmente en 4.25%, lo que contrasta con la percepción de algunos economistas que aún esperan dos ajustes adicionales de 50 puntos porcentuales.

La mayoría de los expertos consultados por el banco central mexicano prevé que la tasa de referencia cierre el año en 4.5% para finales del año, lo que supone un sólo movimiento adicional por 0.25% en el último trimestre del año.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx