Seleccionar página

Muchas personas consideran a las tarjetas de crédito como una extensión del sueldo y no como algo que tarde o temprano se tiene que pagar, pues resulta sencillo firmar cuentas en restaurantes, cines o centros comerciales.

targetas de credito bancarias

El problema se presenta cuando llega el estado de cuenta, con un monto difícil de cubrir para el usuario, lo que deriva en que poco a poco se aporte menos a la deuda y a los intereses generados.

Por lo que, para evitar que las deudas lleguen a representar un verdadero “dolor de cabeza”, antes de ocupar el plástico es necesario seguir las siguientes recomendaciones:

1.- Evaluar cuál es nuestra real capacidad de pago mensual, sin comprometer de más los ingresos.

2.- No utilizar los ahorros para cubrir las tarjetas de crédito.

3.- Verificar el Costo Anual Total (CAT) para conocer el monto que se destinará a los artículos consumidos y pagarlos en la fecha indicada, con la finalidad de no generar intereses.

4.- Si por diversas razones tienes problemas para liquidar la tarjeta, se debe cubrir al menos el pago mínimo para evitar problemas de endeudamiento.

5.- Comprar a 6, 12 y 18 meses sin intereses aquellos productos que al terminar de pagarlos sigan siendo útiles.

6.- Evitar disponer de dinero en efectivo en los cajeros automáticos, pues es uno de los financiamientos más caros.

7.- Al momento de pagar, mantente cerca de la Terminal Punto de Venta (TPV) para observar el manejo que le dan al plástico y no perderlo de vista, así evitarás fraudes.

8.- Si te ofrecen una nueva tarjeta, primero compárala con las otras que existen en el mercado para elegir la que te ofrezca mejores condiciones.

9.- Asimismo, evita aceptar líneas de crédito superiores, que se conviertan en una tentación que represente una deuda imposible de liquidar en el futuro.