Seleccionar página

Siempre ha sido así, pero no siempre lo será: las madres son las amas de casa, las que se quedan haciendo las tareas del hogar y cuidando a los niños, pero cada vez hay más amos de casa, una nueva opción para padres que prefieren quedarse en casa mientras su mujer va a trabajar.

amo de casa 1

Durante mucho tiempo, la mujer fue la ama de casa y quien más cercana estaba a los hijos, mientras que el padre era quien daba el sostén a la familia. Hoy en día eso no es tan común, pero no está mal visto si una mujer no trabaja para dedicarse de lleno a la familia.

Sin embargo, cuando un padre decide quedarse en casa, las opiniones son más bien negativas: se piensa que el padre se queda en casa para no hacer nada, solo beber cerveza y no atender a los niños. Además, se considera que en esos casos la situación económica es mala y la familia apenas sobrevive con los ingresos de la mujer, lo cual no tiene por qué ser así.

Lo importante si nuestra familia decide tener al padre en casa es no dejarse llevar por los comentarios negativos, preparar una buena respuesta y estar seguro de que esta sigue siendo la mejor opción para su familia. El mayor problema suelen plantearlo las mujeres y no los hombres; ellas ven como rara la situación y no creen que un hombre pueda ser capaz de cambiar pañales o enseñar a caminar a un pequeño al tiempo que prepara una cena deliciosa.

amo de casa 2

Las razones por las que se decide que un padre se quede en casa pueden ser muchas, desde que él fue despedido del empleo, que no quieren dejar al niño en una guardería o al cuidado de sus abuelos, hasta la carrera de la mujer que tiene más posibilidades de desarrollarse y crecer, por lo que el padre decide quedarse en casa cuidando el hogar y los niños.

Sin lugar a dudas, ser amo de casa es un trabajo a tiempo completo y el padre debe estar interesado y no hacerlo porque no hay más remedio.

Muchos padres eligen esta opción porque vieron a otros hombres perderse de la infancia de sus pequeños por trabajar muchas horas al día y decidieron que esa no era su forma de ver la vida. Son padres a los que les gusta cocinar, limpiar, hacer mandados, ayudar a los niños con los deberes y ver su evolución día a día y de cerca, y eso es tan válido como una madre que quiera hacerlo también.

amo de casa 3

Sin lugar a dudas, ser amo de casa es una nueva opción para padres que puede ser muy beneficiosa para liberarnos de estereotipos y permitir que cada persona haga las cosas que la hacen feliz. El padre está en todo su derecho de cuidar a sus hijos y realizar las tareas del hogar, como la madre lo tiene de desarrollarse y crecer profesionalmente.