Seleccionar página

Por si creías que el mundo no podía sorprendernos aún más, déjanos decirte que estabas equivocado. Pero no tengas miedo de ser atacado por una sandía o una calabaza vampiro, ya que esto es sólo un mito, pero si quieres saber más acerca de éste, no dejes de leer esta nota.

vampire

Esta leyenda viene de los Balcanes, donde el folclore vampírico ha tenido a varios de sus más fuertes representantes. Sus difusores: los gitanos.

En la antigüedad, se creía que cualquier objeto dejado a la luz de la luna llena podía ser transformado en vampiro, de igual manera, se decía que esto le sucedía principalmente a las calabazas o sandías conservadas más de 10 días o aquellas que se quedaban después de navidad.

Una de las razones por las cuales se creía esto, es porque las sandías, así como las calabazas pasadas mostraban “sangre”, lo que en realidad eran marcas rojizas/rosas, señal de que ya estaban podridas.

calabaza vampiro

Se dice que estas frutas, una vez que se convertían en vampiros, salían a atacar a las personas del pueblo. Sin embargo, claramente no hay registro de ningún ataque, ya que es imposible que les salgan colmillos como a los vampiros humanos.

Parte de la leyenda dice que para vencerlas se deben hervir, tirar el agua, barrer los restos de agua y quemar la escoba con que lo hacías.

Sin duda una peculiar historia. Y no olvides comerte tu fruta antes de que le salgan venas… Y se convierta en vampiro.