Seleccionar página

El exbaterista de The Beatles, Ringo Starr, fue durante años el miembro del “Cuarteto de Liverpool” más infravalorado, pero al paso del tiempo, su estatus como ícono de la música y su categoría como artista están ya fuera de duda.

ringo starr 2

En 1962, Richard Starkey, su verdadero nombre, sustituyó en la batería a Pete Best en la banda creada dos años antes junto a John Lennon, Paul McCartney y George Harrison, que después se convertiría en una de las más influyentes de todos los tiempos.

No obstante, Starr, nacido el 7 de julio de 1940 en las afueras de Liverpool, siempre estuvo a la sombra de Lennon y McCartney y, en menor medida, de Harrison. En su contra jugaron el descomunal talento de Paul y John, su propia personalidad y su aspecto físico, lo que lo hizo blanco de decenas de chistes sobre su supuesta inferioridad intelectual respecto a otros músicos.

Antes de entrar a The Beatles, Ringo ya era un músico conocido y admirado en Liverpool por sus trabajos con la banda Rory Storm And The Hurricanes, pero la oportunidad le llegó cuando John Lennon le preguntó si quería unirse y aceptó la propuesta.

Starr tocó por primera vez como miembro del grupo el 18 de agosto de 1962 en Port Sunlight y la primera sesión de grabación en la que participó tuvo lugar el 4 de septiembre de 1962.

Tras la separación, Ringo continuó una carrera musical en solitario, que fue reconocida en dos ocasiones con su ingreso al Salón de la Fama: en 1989 como parte de The Beatles, y 2015 cuando lo hizo por una interesante carrera en solitario, en la que ha destacado también como compositor, cantante y actor, siendo de los pocos ejemplos de gente que lo ha hecho en dos ocasiones en el templo del rock and roll.

En 2011, los lectores de la prestigiosa revista de música Rolling Stone consideraron que, además, Ringo ocupa el quinto puesto en la lista de los mejores baterías de la historia, a pesar de las carencias técnicas que él mismo reconocía tener.

Starr, quien junto con McCartney es el único “beatle” vivo tras el asesinato de Lennon en 1980 y la muerte de cáncer de Harrison en 2001, se ha mostrado especialmente prolífico en los últimos años, al haber publicado cinco trabajos desde 2005, además de ser un año que marcó el comienzo de un nuevo proyecto para el artista de Liverpool y desde entonces pide a sus seguidores el día de su cumpleaños que se unan a su llamamiento de “paz y amor”.