Seleccionar página

A veces uno tiene algún dolor o problema leve por el que no queremos ir a un médico, ni tampoco consumir un analgésico. Aunque no lo creas, hay algunos analgésicos en tu cocina que puedes utilizar para aliviar un dolor de cabeza, de garganta o de muelas.

jengibre 1

Jengibre para el dolor muscular

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que son ideales para reducir los dolores musculares producidos por el ejercicio. Lo ideal es consumir una cucharada o dos de jengibre al día, y así reducir los dolores musculares hasta un 25 por ciento.

Vinagre de manzana para la acidez

El vinagre de manzana es bueno para un montón de cosas, entre ellas aliviar la acidez de estómago, ya que es rico en ácido málico y tartárico. Se debe beber una cucharada de este vinagre diluida en un vaso de agua antes de cada comida para acelerar la digestión y evitar la acidez.

Ajo para el dolor de oídos

El ajo es otro de los superalimentos que curan todo: el selenio y el germanio en él pueden aliviar el dolor de oídos, ya que actúan como antiinflamatorios y antisépticos, además de ser como una especie de tóxico para las bacterias y hongos. Haz una infusión con un par de dientes de ajo en aceite de oliva y pon un par de gotas en el oído.

pina 1

Piña para el dolor de estómago

La piña puede ser la cura para los dolores de estómago, ya que contiene una enzima que ayuda a romper más fácilmente las proteínas que causan dolor en el estómago y los intestinos. Con una taza al día podrás aliviar la indigestión.

Agua para lesiones en los tejidos

La mejor forma de aliviar y evitar tirones musculares y dolores en las articulaciones es consumiendo agua. Así de simple: ocho vasos de agua al día pueden hacer fluir la histamina del cuerpo, un químico que se produce durante una lesión y que genera dolor. Y si tienes un golpe, una bolsa con hielo en la zona es buena para aliviar la inflamación.

Rábano para la sinusitis

Al ser una planta picante, tiene la propiedad de despejar los conductos nasales, por lo que es muy útil para tratar la sinusitis y la infección nasal. Una cucharada de rábano dos veces al día es mucho más efectiva que cualquier descongestivo nasal.

cafeina deportista 2

Café para la migraña

Al primer signo de una migraña, debemos consumir café; esto se debe a que la cafeína ayuda a aliviar el dolor de cabeza y aumenta el poder de los analgésicos para las migrañas. La cafeína es vasoconstrictora, por lo que puede aliviar los dolores de cabeza producidos por una dilatación de los vasos sanguíneos.

Miel y limón para la garganta

Si tenemos dolor de garganta debemos hacernos una bebida caliente con miel y limón: la miel tiene propiedades antibacterianas y antimicrobianas que alivian el dolor de garganta y luchan contra la infección; mientras que el limón mata los gérmenes y elimina la mucosa. Además, las bebidas calientes son las que calman más rápidamente el dolor.