Seleccionar página

Un estudio llevado a cabo en Australia demostró que los perros que tienen nariz chata son más cariñosos en su comportamiento que aquellos cuyas razas no tienen este rasgo.

perro nariz chata1

Dicha investigación sostiene que los perros con nariz chata son más atractivos y cariñosos, ya que tienen un comportamiento excelente, según Paul McGreevy, autor del estudio.

El experto señaló que este tipo de perros tienen más problemas de salud y son más propensos a morir jóvenes que los perros con narices grandes, y es que entre más plana sea su cara, mayores problemas respiratorios tienen.

Entre los canes que tienen el rostro más aplastado se encuentran los bulldogs y los pugs. En un estudio previo con más de 8,000 ejemplares, McGreevy y sus colegas vieron que los canes de razas pequeñas tienden a ser más agresivos, rebeldes y sexualmente activos que los grandes.

Los investigadores probaron que el tamaño y la forma del cráneo influye en el comportamiento de los perros y fue así como consideraron que los de nariz chata son más afectuosos, obedientes, más fáciles de entrenar y domesticar que los perros de rostro puntiagudo.