Seleccionar página

Cada vez son más las personas que deciden inclinarse por actividades alternativas a la hora de realizar ejercicio aeróbico. Cuando decimos alternativas nos referimos a actividades que se pueden hacer en cualquier parte sin tener que estar forzosamente en un gimnasio. 

saltar la cuerda 3

Saltar la cuerda es una de las más demandadas y que está de moda, sobre todo porque resulta divertido, pero como en todo, tiene sus beneficios y sus inconvenientes.

Beneficios

El ejercicio que constituye saltar la cuerda es muy completo, ya que trabajamos la parte superior y la inferior del cuerpo. Pero no solo las trabajamos muscularmente hablando, sino que es un buen ejercicio aeróbico, ya que al poner a trabajar tantos músculos a la vez y ser una actividad constante y prolongada en el tiempo, la quema de calorías es elevada.

La coordinación es otro punto a tener en cuenta, ya que es un ejercicio que requiere de todos nuestros sentidos para poder ejecutarlo de manera adecuada.

Lo mismo sucede con la fortaleza mental, ya que es un tipo de actividad que precisa resistencia y aguante, y para ello debemos ser fuertes mentalmente. Saltar la cuerda nos ayudará a mejorar este aspecto de nuestra personalidad.

saltar la cuerda 5

Inconvenientes

Entre los inconvenientes de este ejercicio hay que destacar el fuerte impacto que representa saltar para nuestras articulaciones, ya que cada vez que damos un salto llevamos a cabo un impacto con el suelo. Esto, a la larga, hace que suframos algún daño en partes de las piernas, en especial, en las rodillas o las caderas. Para evitarlo es necesario utilizar unos tenis que absorban el impacto y protejan las articulaciones.

Otro inconveniente para muchas personas es que con el salto no lograremos hipertrofiar muscularmente hablando, ya que es cierto que involucra varias partes y grupos musculares, pero simplemente la intensidad del ejercicio nos permitirá tonificar. Si lo que queremos es conseguir una musculatura fuerte y desarrollada no servirá simplemente saltar la cuerda, sino que debemos combinarlo con entrenamiento anaeróbico puro y duro.

Sea como sea, saltar la cuerda es un ejercicio completo que podemos realizar en cualquier parte, ya que para ello solo necesitamos una soga que nos servirá para realizar los saltos. Eso sí, siempre es necesario tomar medidas al respecto para que los contras se conviertan en pros y así logremos sacar el máximo beneficio de esta actividad.