Seleccionar página

Con la dieta actual de alimentos procesados, es fácil sufrir de una deficiencia de vitaminas, ya sea por no comer la cantidad suficiente de alimentos adecuados, o porque nuestro cuerpo no los absorbe correctamente debido a problemas digestivos.

deficiencia vitaminas 2

Esto puede ocasionarte problemas de salud, porque las vitaminas son imprescindibles para todas las reacciones químicas del cuerpo. Así que, pon atención a la deficiencia de vitaminas que se puede manifestar a través de estos síntomas:

Grietas en las comisuras de la boca

Cuando tienes grietas en las comisuras de la boca, significa que sufres de deficiencia de hierro, zinc y vitaminas del grupo B como la niacina (B3), riboflavina (B2), y B12. La solución incluye comer más pollo, salmón, atún, huevos, ostras, almejas, tomates secos, acelgas, pasta de sésamo, cacahuates y legumbres como las lentejas.

Sarpullido en el rostro o pérdida de cabello

Si descubres un sarpullido en el rostro y/o que estás perdiendo el cabello, tienes una deficiencia de biotina (B7), conocida como la vitamina del cabello. La solución es comer más huevos cocidos, salmón, aguacate, champiñones, coliflor, nueces, frambuesas y plátanos.

vitamina a 2

Granos en las mejillas, brazos, muslos o nalgas

Cuando sufres de granos en las mejillas, brazos, muslos o nalgas, significa que tienes una deficiencia de ácidos grasos esenciales, y vitaminas A y D. La solución es reducir el consumo de grasas trans y saturadas, y aumentar las grasas saludables. Estas se encuentran en el salmón y las sardinas, frutos secos como las nueces y las almendras, y semillas como el lino, el cáñamo y la chía.

Hormigueo o entumecimiento de las extremidades u otras partes del cuerpo

El hormigueo o entumecimiento de las extremidades u otras partes del cuerpo señala una deficiencia de vitaminas del grupo B como el folato (B9), B6 y B12. Para solucionarlo, añade espinacas, espárragos, betabel, frijoles, huevos, pulpo, mejillones, almejas, ostras y aves de corral a tu dieta.

vitamina d ninos 2

Calambres musculares 

Los calambres musculares son una señal de deficiencia de magnesio, calcio y potasio. Prueba comer más plátanos, almendras, avellanas, calabaza, cerezas, manzanas, pomelo, brócoli y verduras de hojas verdes como la col rizada, las espinacas y el diente de león.