Seleccionar página

Sir Ian McKellen es uno de los actores británicos más carismáticos de nuestro tiempo. El veterano intérprete ha tenido la virtud de transformarse en diversos personajes que han quedado para el recuerdo, haciéndonos olvidar cada vez a la persona en pos del personaje. 

ian mckellen 2

Considerado por la crítica teatral británica como uno de los más brillantes actores shakespearianos, este hombre nació poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el 25 de mayo de 1939, en Lancashire.

Comenzó su carrera en el teatro como actor y director a comienzos de los años sesenta después de estudiar en la Universidad de Cambridge. En sus inicios, Sir Ian tendió más hacia la actuación teatral, siendo habitual intérprete de obras de William Shakespeare.

Cuando ya era conocido en el teatro inglés, hizo algunas apariciones en televisión y cine, pero en 1968, la crítica especializada lo proclamó por unanimidad “mejor actor contemporáneo clásico” y, en 1974, entró a formar parte de la archiconocida y prestigiosa Royal Shakespeare Company, donde interpretó “Romeo y Juliete”, “Macbeth” o “El Alquimista”.

ian mckellen 4

El gran salto al cine de McKellen llegó en 1969 con la película “A Touch of Love”, pero fue en la década de los noventa cuando su filmografía comenzó a crecer, al trabajar en múltiples cintas de diferentes géneros: “El último gran héroe”, “Seis grados de separación” y “El hombre que vino del mar”, entre otras.

Su carrera siguió en cualquier caso, supeditada a las más de 250 obras de teatro en las que ha actuado a lo largo de casi cincuenta años. Una de ellas, “Ricardo III”, se estrenó en el National Theatre de Londres, fue de gira por Europa y Estados Unidos y la adaptó al cine el propio McKellen, que ganó por este papel el premio Félix al mejor actor europeo en 1996 y una nominación al Globo de Oro.

Sin embargo, el gran salto a la fama le llegó a través de dos personajes de culto en la cinematografía: Magneto y Gandalf; el primero en la trilogía de los “X-Men”, y el segundo en la súper producción de género fantástico “El señor de los anillos”.

McKellen continuó después con su carrera en proyectos de menor repercusión como “Asylum”, y en 2006, se mete en la piel del distinguido Sir Legih Teabing, en la versión cinematográfica del best seller, “El código Da Vinci”, de Dan Brown.

En cuanto a su vida privada, Ian se desarrolló en un entorno familiar cristiano, pero no ortodoxo, por ello, en 1988 sorprendió al gran público cuando se declaró públicamente como homosexual en el programa de la BBC Radio 4. A partir de ese momento, se volvió activista de la causa en pro de los derechos de la comunidad gay.

Cuando hizo esta confesión, corría la era de Margaret Thatcher, y en el Parlamento Británico una controvertida enmienda que prohibía, entre otras cosas, hablar de homosexualidad en las escuelas, conocida popularmente como el Artículo 28. Curiosamente, apenas dos años más tarde, Thatcher recomendó a la reina Isabel II para que nombrara a McKellen Caballero del Imperio Británico.