Seleccionar página

La saliva es uno de esos fluidos corporales al cual no le damos mucha importancia, pero después de leer esta nota, tu forma de verla cambiará para siempre.

homero

 

Acompáñanos a descubrir estas 6 cosas que no sabías sobre la saliva.

1.- Evita el mal aliento: ¿Sabías que durante el día el promedio de saliva que se produce en nuestro organismo es de entre 1 y 2 litros?  La cantidad de saliva acumulada barre con las bacterias y, de este modo, previene el mal aliento.

Esto no sucede por la noche; mientras dormimos, la producción de saliva disminuye considerablemente. Esto hace que las bacterias permanezcan por más tiempo y que nos levantemos con un aliento muy desagradable.

lengua 1

 

2.- Ayuda a identificar problemas cardiacos: Millones de personas pierden la vida como consecuencia de un paro cardíaco cada año en el mundo entero. Del total, un tercio muere sin tan siquiera saber que tenía el colesterol alto o que por ejemplo sufría de presión arterial alta y ello se debe a que muy pocas veces se realizan los controles necesarios de forma adecuada. No obstante, un simple escupitajo puede reemplazar los análisis de sangre y enfermedades cardiacas podrán en un corto plazo ser detectadas mediante un análisis salival.

corazon 2

Según los investigadores, en la saliva de un escupitajo pueden encontrarse altos contenidos proteicos y especialmente una proteína fundamental para el estudio de este tipo de problemas en la salud. La proteína llamada C-Reactiva se encuentra en la saliva en cantidades enormes cuando nos encontramos frente a una enfermedad cardíaca. Una vez listos los artefactos para el análisis, la gente estará más dispuesta a realizarse este tipo de controles, por lo que la saliva va a salvar unas cuantas vidas.

3.- Las glándulas salivales tienen un gran suministro de sangre: Seguramente te estarás preguntando, ¿entonces por qué no veo sangre en mi saliva? Pues la respuesta es muy simple: los capilares por donde sale la saliva son tan delgados que no permiten que la sangre salga, actuando como una especie de filtro.

babas

4.- Las personas introvertidas salivan más que las extrovertidas: Los introvertidos, como seguramente sabes, tienen una dura lucha al interactuar con los demás y cuando tienen que hacerlo su cerebro reacciona de manera diferente al de las personas extrovertidas. Esto hace que muchas veces los individuos tímidos produzcan hasta un 50% más de saliva que el resto de las personas.

aliento 4

5.- La saliva de las mamás sirve como protección: En la antigüedad, masticar los alimentos para luego dárselos en la boca a un bebé era una práctica común y efectiva. Más allá de que hoy las prácticas alimenticias de nuestros antepasados (como la premasticación) puedan parecernos poco higiénicas, perfectamente podrían volver a tenerse en cuenta. Y es que en la saliva de una madre hay ciertos elementos que ayudan a los recién nacidos a fortalecer su sistema inmunológico, promover su crecimiento y mejorar su desarrollo.

bebe 5

Hasta la edad de 2 años, la saliva de la madre en la comida del bebé ayuda a producir anticuerpos y a reconocer bacterias contra las que, en el futuro, el niño necesitará enfrentarse. Ayuda sobre todo a que el sistema inmunológico del niño aprenda a luchar contra infecciones y en algunos casos hasta con condiciones como el asma. No obstante, la práctica también conlleva ciertos riesgos, además de que bueno, es asqueroso.

6.- Los genes en la saliva: En la saliva se encuentra el código genético completo de cada individuo e incluso se puede extraer el ADN de la saliva más fácilmente que de otros elementos. La mitad de una gota de saliva es suficiente para ello. Esta muestra se puede congelar y descongelar varias veces, por lo cual la saliva de una persona es una importante fuente para analizar genéticamente a cualquiera. En fin, considerando los actuales avances en genética y clonación, hay que pensar dos veces si debemos escupir en la calle.

¡Qué datos tan interesantes! ¿Cierto?