Seleccionar página

El colesterol es un lípido que se encuentra en todos los tejidos animales. Este lleva a cabo una función esencial para nuestra vida, absorbiendo sales biliares y hormonas necesarias para la absorción de grasas de los alimentos que consumimos.

garbanzo colesterol 2

Además de esta función, el colesterol es precursor de las hormonas sexuales y de la vitamina D, pero en altos niveles puede causar serios trastornos en nuestra salud. Una alta proporción de colesterol en nuestro cuerpo se debe bien a un factor genético o al exagerado consumo de grasas animales, aunque este último puede reducirse significativamente si bajamos las cantidades de este tipo de comida que ingerimos.

Por supuesto que esta enfermedad no es juego de niños, y debe estar controlada por un médico para que nos haga un seguimiento, pero el tratamiento puede complementarse con algunos alimentos como el garbanzo.

Originario del Mediterráneo Oriental, el garbanzo es una legumbre con importantes cualidades culinarias y nutritivas. Contiene potasio, sodio, calcio, fósforo, hierro, zinc, magnesio, vitaminas E y B, lecitina, ácidos grasos esenciales, ácido fólico, e hidratos de carbono.

Por su riqueza en lecitina, un tipo de grasa, ayuda en el control del colesterol y los triglicéridos; así como a prevenir y tratar enfermedades como la cirrosis, hepatitis, y cáncer de hígado. Su contenido en fibra soluble previene el estreñimiento y absorbe el colesterol malo.

Su consumo puede ocasionar flatulencia, que puede disminuirse poniendo los garbanzos en remojo antes de cocerlos.