Seleccionar página

Muchas parejas se forman gracias a la ayuda de los amigos y aunque resulte paradójico, también hay otras tantas que se separan a causa de ellos.

amigos y pareja 2

Algo que todo el mundo tiene claro es que las relaciones de pareja nos quitan mucho tiempo para estar con nuestros amigos. Esto puede ser un dilema, más si estamos acostumbrados a una vida social muy activa, con muchas y grandes amistades.

En algunas ocasiones, los integrantes de la pareja comparten amigos, por lo que no suele existir ningún problema de compatibilidad, pero cuando no es el caso y cada uno proviene de un grupo y tiene unos amigos diferentes, la cosa se complica si no se quiere renunciar ni a unos ni a otros.

Lo primero que se debe tener claro es que estar en pareja no significa encerrarse en una burbuja, romper con el círculo social y vivir las 24 horas por y para la pareja. Existen muchos casos en los que los amigos de él o ella permanecen aún solteros y que el único emparejado eres tú. Claro, tus amigos siguen quedando para salir de viaje o de fiesta y te invitan, algo que no sienta bien a tu pareja. En ese caso, hay que cambiar esa mentalidad y comprender que aunque uno esté en pareja tiene el mismo derecho que antes a compartir determinados momentos con sus amigos.

amigos y pareja 1

Por eso una manera de compatibilizar estar en pareja con seguir viendo a los amigos es establecer entre ambos una especie de acuerdo o trato en los que se debe fijar cuánto tiempo dedicar a los amigos sin que eso vaya en perjuicio de la convivencia.

Por otro lado, si tus amigos son gente madura, podrán comprender que al estar en pareja, las cosas cambian irremediablemente, pero también hay que hacerles ver que, aunque ya no puedas estar con ellos como antes, eso no significa que el cariño que sientes por ellos desaparezca. Diles que seguirás viéndolos, compartiendo muchos momentos juntos, haciendo planes o compartiendo confidencias, pero que este distanciamiento, si queremos llamarlo así, no es culpa ni está impuesto por tu pareja, sino que es lo normal en cualquier relación.

Muchos optan por la opción más sencilla: crear dos grupos aparte y no mezclarlos. Al principio puede funcionar pero al final puede pasar que quedes mal con los dos. Y es que, como seguro has experimentado ya a lo largo de tu vida, es muy difícil quedar bien y contentar a todo el mundo porque al final corres el riesgo de conseguir lo contrario. Por eso una opción muy válida es introducir a tu pareja en tu grupo de amigos.

amigos y pareja 4

Si optas por integrar a tu pareja en tu grupo de amigos vas a conseguir que ellos no la vean como alguien extraño, que les está robando a su amigo. Al contrario, ya no van a tener que esperar a verte solo para disfrutar de ti ni tampoco verán a tu pareja como un obstáculo. Al principio puede que cueste, que se corten cuando esté tu pareja delante, pero en unos meses verás cómo se va integrando totalmente como uno más del grupo..

Si tu grupo es mixto, mejor, ya que no es igual que tu pareja sea el único de su sexo en el grupo a que cuente con otras personas con las que entenderse mejor. Si es este el caso, pide ayuda a tus amigas para que integren mejor a tu novia o viceversa, según sea el caso, así tú podrás pasar más tiempo con tus amigos y conversando de cosas mientras que sabes que tu pareja está bien cuidada y lo está pasando bien.

En planes por separado lo ideal es que se los comuniques a tu pareja con tiempo suficiente. El objetivo es doble: que pueda preparar también un plan con sus amigos y que no se entere el día antes y lo tome mal o peor aún, que haya planeado una noche romántica entre los dos.