Seleccionar página

El ser madre no es una profesión, no es algo que por enseñanza adquiere la mujer, sino un designio de la naturaleza que le otorga a las mujeres capacidad y aptitud para dar vida, virtud que le permite perpetuar la especie humana y que la hace el ser más amoroso de la humanidad.

madre hija 3

Las primeras celebraciones del Día de las Madres se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

Los católicos transformaron estas celebraciones para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que los panameños adoptaron para la celebración del Día de la Madre.

Durante el siglo XIX hubo algunas propuestas para dedicar un día a homenajear a las madres, pero no fue sino hasta 1907 cuando la activista Ana Jarvis se reunió con un grupo de amigos y les planteó el reto de trabajar para que se estableciera una fecha para esta celebración en Estados Unidos.

A partir de ese momento comenzó una campaña para hacer que las autoridades accedieran a tal petición, la cual tuvo respuesta varios años después. Fue el presidente Woodrow Wilson quien, el 8 de mayo de 1914, decretó que el Día de las Madres se celebraría en Estados Unidos el segundo domingo de cada mayo.

madre hija 5

La idea pasó a Europa y casi 40 países en todo el mundo iniciaron las celebraciones. En algunos casos se designó un día específico para llevarla a cabo, como en México, donde el 10 de mayo está dedicado a este festejo.

Fue en 1922 cuando el periodista Rafael Alducín, lo instauró en nuestro país al considerar que homenajear a las mamás era necesario puesto que “no hay sacrificio suficientemente grande para el corazón de una madre; ni hay manera de poder aquilatar con certeza la profundidad y alcance del amor materno”.

De este modo, la convocatoria para institucionalizar el Día de las Madres fue lanzada el 13 de abril de 1922 en las páginas del diario que Alducín dirigía y como consecuencia, el 10 de mayo de 1922 se festejó por primera vez en México a las madres.