Seleccionar página

En los países del sudeste asiático, la cáscara de plátano es deshidratada para darle un sabor único, mientras que en la India la convierten en salsas o currys; sin embargo, en occidente aún no tenemos la costumbre de consumir la cáscara de esta fruta, y puede hasta despertar una sensación de rechazo el solo pensar en masticarla.

platano 3

Si bien el consumo de plátano es muy popular en nuestra sociedad, y hay millones de recetas que se valen de esta fruta para lograr preparaciones deliciosas, todavía no hemos resuelto qué hacer con su cáscara.

En nuestra cultura, es poco conocido que la piel de la banana tiene un alto contenido de nutrientes y podría entrar en la categoría de superalimento, como las semillas de chía y otros. Y si aún no te convence, te contamos cuál es el valor nutrimental de la cáscara de esta fruta:

Triptófano

Está repleta de este aminoácido esencial que tiene la capacidad de elevar nuestros niveles de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, y mejora la calidad del sueño. Se comprobó que consumir dos cáscaras diarias, durante tres días, puede elevar los niveles de serotonina hasta un 15 por ciento.

Fibra soluble e insoluble

Como casi todas las cáscaras, también tiene una cantidad significante de fibra, incluso más que la pulpa. La fibra ayuda a mantener nuestro peso, nos hace sentir satisfechos por más tiempo y reduce los niveles de colesterol. Además, ayuda a acelerar el tránsito digestivo y protege al sistema inmune.

platano 2

Sustancias anticancerígenas

Contiene sustancias que ayudan a destruir las posibles células de cáncer. Además, está cargada de compuestos químicos que ayudan a proteger nuestras células de daños y a prevenir la mutación de estas en células cancerígenas.

Nutrientes muy potentes 

Si creías que la pulpa del plátano era rica en potasio, la cantidad que tiene su cáscara es muchísimo mayor. Además, es ideal para incorporar una buena cuota de vitamina B y magnesio.