Seleccionar página

El diario “El País” ha contribuido al pluralismo, a una sociedad mejor informada y a que España sea más conocida. Nació del impulso por la defensa de la libertad individual, la avidez por construir una democracia homologable con las europeas y la convicción de que los españoles eran capaces de reconstruir su convivencia en paz tras décadas de dictadura.

el pais 2

Fundado por José Ortega Spottorno, el 4 de mayo de 1976 salía de las rotativas el primer ejemplar de este periódico, momento en el que España comenzaba su andadura de transición hacia la democracia. Por eso, 41 años después, “El País” se ha convertido en uno de los mejores confidentes de aquella agitada época y guarda en su memoria imágenes, textos y fotografías, no solo de esos convulsos años, sino de la historia más reciente de país ibérico.

Fue en la década de los ochenta, después del triunfo por mayoría absoluta del PSOE y el abierto apoyo al gobierno de Felipe González, que el periódico se consolidó como líder de la prensa española.

El prestigio de “El País” también se debe a su riguroso cumplimiento de las normas periodísticas y al hecho de que fue el primer periódico de España en establecer normas internas de control de calidad. Asimismo, fue el primer diario español en crear la figura de “Defensor del lector”, y en redactar y publicar un Libro de estilo que se convirtió en referencia en el mundo del periodismo.

el pais 3

En el aniversario 20, el rotativo se convirtió en el segundo de España en ofrecer una edición electrónica “El País digital”. También fue el primer periódico español que, el 18 de noviembre de 2002, impuso el sistema de pago para acceder a los contenidos informativos de su edición digital, lo que se tradujo en una disminución drástica de sus visitas, aunque el 3 de junio de 2005 volvió a abrir el contenido gratuitamente.

En marzo de 2016, su actual director, Antonio Caño, anunció su inminente transformación en “un diario esencialmente digital”, augurando incluso la futura desaparición de la edición impresa debido a los cambios constante en los lectores, que han ido del papel al digital, mientras que el hábito de la compra del periódico ha quedado reducido a una minoría.