Seleccionar página

La responsabilidad social empresarial no es una moda, sino un elemento esencial para aquellas compañías que desean ser competitivas y mantenerse en el tiempo.

responsabilidad social 4

Cada día son más los consumidores que consideran el impacto en la sociedad y el medio ambiente de una empresa para convertirse en sus clientes, y aunque no lo creamos, mucha gente piensa que las marcas deben realizar un cambio positivo en su comunidad.

Si tu compañía no tiene un modelo social, eso no significa que no pueda ser una empresa generosa; existen pequeñas acciones que crean grandes diferencias y que puedes aplicar sin consumir muchos recursos y tiempo:

Empieza por tus empleados

Una empresa generosa se preocupa porque sus empleados reciban todo lo necesario para desarrollarse como profesionales y seres humanos. Involucra a tu gente en los planes de la organización; recuerda que ellos son clave para lograr tu misión y visión.

Influye positivamente en tu comunidad

Los empresarios son los verdaderos impulsores de la sociedad; ellos son los que generan empleos y soluciones a los problemas. Por eso, en tu día a día como emprendedor o directivo procura contribuir a un bien mayor. Esto puedes hacerlo contratando empleados pertenecientes a grupos desfavorecidos como la tercera edad o que tengan una discapacidad.

responsabilidad social 3

Súmate a una fundación o causa social

Si tu empresa no cuenta con los medios o la experiencia para desarrollar una causa social independiente, únete a una que ya exista. Existen decenas de fundaciones y organizaciones civiles, por lo que elegir la mejor para tu empresa no es tarea fácil. Por eso, primero revisa tu misión y visión, y a partir de ella elige una opción que vaya acorde.

Adopta un área verde y disminuye tu impacto energético

En las grandes ciudades, cada día son menos los espacios arbolados y saludables. Una pequeña acción es adoptar un área verde, ya sea un camellón, un parque o una jardinera. Haz que los miembros de tu equipo se comprometan a cuidarla, convirtiéndola también en una metáfora sobre la importancia de procurarla todos los días para que siga creciendo, al igual que tu negocio.

Haz una campaña de responsabilidad social

Hoy los consumidores están más dispuestos a comprar productos o servicios que tienen un impacto positivo en la sociedad. Las marcas deben contribuir a generar cambios positivos, lo cual también influye en su decisión de compra. Así que si quieres mejorar tu reputación en el mercado y posicionarte como una empresa que se preocupa por su sociedad y medio ambiente, haz campañas publicitarias que tengan este enfoque.

responsabilidad social 2

Recicla

Disminuye el impacto medioambiental de tu empresa. Puedes empezar con algo tan simple como reciclando el papel que utilices, así como otros materiales como el cartón y los plásticos. Instala basureros dedicados especialmente al reciclaje y otros donde separes la basura orgánica de la inorgánica. También es recomendable que invites a tu equipo a evitar las impresiones innecesarias.

No contamines

Revisa todos tus procesos de fabricación, operación y servicio y busca alternativas para reducir el impacto ambiental que genera la creación de tus productos o servicios. Seguramente encontrarás varias oportunidades para disminuir tu producción de dióxido de carbono o cantidad de basura. Otras acciones que puedes implementar están en el cambio de hábitos tuyos y de tus empleados. Por ejemplo, puedes impulsarlos a utilizar la bicicleta para llegar al trabajo o a compartir auto.