Seleccionar página

Los emprendedores modernos, en especial aquellos que tienen una startup, parecen favorecer las prendas informales sobre los trajes clásicos; sin embargo, como un hombre de negocios que busca llevar su empresa a la madurez, es indispensable que tengas un par de opciones de vestimenta para verte profesional cuando la situación lo requiera.

traje de negocios 2

Comprar un traje puede ser un prospecto aterrador, ya que hay que elegir la tela y los accesorios correctos, por lo que hay algunos consejos básicos que debes seguir:

Lo que absolutamente debes tener

Los dos primeros trajes que deben estar en el ropero de cualquier hombre deben ser en color azul marino y gris oscuro. Es más, si hay que escoger entre los dos, el gris oscuro es la opción que se debe elegir. Durante el día puedes usarlo con una camisa azul para tener un look de negocios. En la tarde puedes cambiar por una camisa blanca sin corbata.

En cuanto a telas, la lana, o una mezcla de este material con seda, puede funcionar en cualquier estación. Y para tener un estilo más clásico, opta por una solapa recortada.

traje de negocios 3

Expande tus horizontes

La tercera opción que debes tener es un traje negro. Debe ser reservado para ocasiones más formales como cocteles o funerales. Después, se puede experimentar con cosas más divertidas como patrones o telas escocesas.

Siempre elige una talla más chica de la que crees

En los últimos años, los estilos en los trajes se han encogido significantemente. Muchos hombres elijen atuendos más sueltos en los brazos y piernas y no se dan cuenta de que en realidad se ven más grandes y desarreglados de lo que son realmente.

No significa que debas elegir un traje muy pegado. Solo necesitas que te quede bien. Las mangas de la chaqueta deben quedarte tres o cuatro centímetros por encima de las mancuernas y la bastilla de tu pantalón debe quedar justo arriba de las cintas de tus zapatos.

Los hombros son clave

Cualquier traje que compres requerirá que le hagas ajustes, pero no hay mucho que hacer si no te queda bien de los hombros desde el principio. Aun si bajas cinco kilos, es probable que no tengas que cambiar mucho de talla en tus trajes porque los hombros no cambian. La línea de los hombros de tu traje jamás debe quedar más abajo que tus verdaderos hombros y debes evitar a toda costa usar hombreras.

traje de negocios 4

Suelta tus botones

En los últimos años se ha incrementado la presencia de trajes con solo dos botones, siendo estos modelos más halagadores para el cuerpo; sin embargo, una de las mejores maneras de dar personalidad a tus trajes es escoger botones originales. Pide ver las opciones que tenga tu sastre, puedes elegir perla o modelos con un acabado más antiguo.

Calcetines

Los emprendedores jóvenes pueden optar por el look “sin calcetines” para tener una imagen más fresca. No obstante, nunca debes perder de vista quién es tu audiencia. Si vas a una reunión con inversionistas, lo último que necesitas es verte desarreglado. Para esas ocasiones deberás ser más conservador.

En cuanto a los zapatos, si tu traje es azul marino o gris, siempre debes escoger cuero café. Los zapatos con cintas o mocasines funcionan.

Camisas y corbatas

Cuando se trata de camisas de negocios, evita las de “empuñadura pirata” con vuelo amplio, las que tengan exceso de tela debajo de los brazos y las que se acumulan en la cintura. Las camisas blancas funcionan muy bien porque combinan con todo.

La corbata debe reflejar tu personalidad, pero debes alejarte de los colores fluorescentes y los diseños juveniles. No olvides que si usas un pañuelo en el bolsillo, debe ser de la misma tela que tu corbata.

traje de negocios 5

Accesorios

De clips para corbatas pasando por las mancuernillas, relojes y brazaletes, los accesorios para caballeros nunca estuvieron más de moda. Estos objetos le dan personalidad a tu traje. Hay que limitarse a usar no más de una pieza por atuendo. Cuando te “adornas” de más, te ves “barato”.

¿Cuánto debes pagar?

Un buen traje no es barato, pero dar una gran primera impresión puede ser invaluable. Hay opciones de calidad desde mil 500 pesos, pero no debes olvidar que cuanto más inviertas en el traje, será de mayor calidad y te durará más. Ten en cuenta que realmente no importa la marca mientras el traje te quede bien. Mucha gente se obsesiona por la etiqueta de sus trajes y no se fija en lo demás. Recuerda, tú usas el traje, no al revés.

Tendencias a las que hay que poner atención

En las temporadas pasadas, los colores brillantes empezaron a resurgir en las pasarelas, pero hay que recordar que las tendencias del mundo de la moda tardan en llegar a la calle.