Seleccionar página

El arresto de 3 personas vinculadas al terrorista de San Bernardino, por conspiración, fraude matrimonial y declaraciones falsas, fue anunciado ayer por autoridades federales.

terroristas

Las tres personas mantenían conexiones familiares con Syed Farook, uno de los dos autores del ataque terrorista a un centro de Rehabilitación de San Bernardino, que dejó 14 muertos y 21 heridos el 2 de diciembre pasado.

Voceros de la procuraduría federal en Los Ángeles confirmaron el arresto de Mariya Chernyj, 26 años, de Ontario, que, según los registros oficiales, está casada con Enrique Márquez.

Este último está a la espera de juicio por cargos de conspirar con su amigo Syed Rizwan Farook en 2011 y 2012 para proporcionar apoyo material a terroristas.

Asimismo, el de Tatiana Farook, de 31 años, de Corona, quien es la hermana de Chernyj; Syed Raheel Farook, de 31 años, de Corona, y quien es el marido de Tatiana Farook y hermano de Syed Rizwan Farook.

Los tres son acusados de cinco cargos de conspiración de fraude matrimonial al hacer declaraciones falsas bajo juramento con el fin de obtener beneficios de inmigración para uno de los acusados.

Este cargo conlleva una sentencia máxima de cinco años en una prisión federal.

La acusación formal también señala a Chernyj de fraude y uso indebido de visas, permisos y otros documentos; perjurio, y dos cargos de hacer declaraciones falsas a agentes federales materiales. Estos cuatro cargos conllevan una pena máxima combinada de 25 años en una prisión federal.

Márquez fue acusado por un gran jurado federal a finales de 2015, de conspirar con Syed Rizwan Farook para proporcionar apoyo material a terroristas.

También fue acusado de entrar en un matrimonio de conveniencia con Chernyj en noviembre de 2014 y de manera ilegal firmar un formulario de inmigración que falsamente declaró que estaba viviendo con ella.

“Este es el último paso en la investigación exhaustiva de los terribles ataques en San Bernardino el año pasado que cobraron la vida de 14 estadounidenses inocentes y profundamente afectados muchos más”, dijo la fiscal federal Eileen M. Decker.

“Como ya he dicho anteriormente, se lo debemos a las víctimas, y toda la comunidad de San Bernardino, una investigación a fondo que descubra toda la actividad criminal que rodea a estos eventos”, explicó.

(ntx)