Seleccionar página

Juan XXIII y Juan Pablo II, los dos papas más populares del siglo XX, fueron canonizados y proclamados santos el 27 de abril de 2014, tras un proceso en el que se tuvieron que demostrar dos milagros en el caso de Karol Wojtyla y uno en el del “Papa bueno”.

canonizacion vaticano 2

El poder de atracción de estos dos papas en la segunda mitad del siglo XX obligó al Vaticano y a los servicios públicos italianos a emplearse al máximo en la organización de un evento que pasó a la Historia: la ceremonia de ese domingo fue la primera jornada donde “cuatro papas” estuvieron presentes.

Dos enormes retratos de Juan XXIII y de Juan Pablo II presidieron la ceremonia en la que fueron declarados santos. Bajo su mirada, el papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI oficiaron una misa a la que asistieron cientos de miles de fieles, que cantaron, rezaron y guardaron silencio bajo una fina lluvia.

La ceremonia en la plaza de San Pedro fue concelebrada por 150 cardenales, mil obispos y seis mil sacerdotes de todo el mundo. Asistieron también representantes de todas las religiones, entre ellos una importante delegación judía, para rendir homenaje a dos papas que lucharon contra los prejuicios hacia los hebreos.

canonizacion vaticano 4

La plaza, que se llenó rápidamente después de que se abrieran las puertas a las cinco de la mañana, rompió el silencio respetuoso en contadas ocasiones: cuando Benedicto XVI hizo su aparición, cuando Francisco salió de la Basílica y cuando ambos se saludaron.

El proceso de canonización de Juan Pablo II culminó con la aprobación del milagro atribuido a su intercesión: Floribeth Mora se curó de un aneurisma cerebral el día de la Beatificación de Juan Pablo II; sin embargo, en el caso de Juan XXIII, el papa Francisco decidió que se celebrara su canonización sin necesidad de tener que documentar un milagro.

La ceremonia se celebró en una fecha simbólica porque coincidió con la conmemoración del Domingo de la Divina Misericordia, fiesta litúrgica ligada al papa Juan Pablo II por varios motivos: porque él mismo la instituyó, porque falleció el día en que ese año la Iglesia la celebraba, y porque su beatificación se celebró también el Domingo de la Divina Misericordia.

canonizacion vaticano 5

Juan XXIII fue beatificado por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000, junto a Pío IX, y otros tres servidores del Evangelio en el ministerio y en la vida consagrada. Juan Pablo II describió a Juan XXIII, durante la homilía de beatificación, como “el Papa que conmovió al mundo por la afabilidad de su trato, que reflejaba la singular bondad de su corazón”. Y es que, en menos de cinco años de pontificado, el anciano prelado de Bérgamo había llegado al corazón de todo el mundo, debido a la sencillez de sus gestos y de sus palabras.

Seis años y un mes después de su muerte, Juan Pablo II fue beatificado. El papa Benedicto XVI fijó la fecha de su memoria litúrgica el 22 de octubre. En la homilía de la ceremonia de beatificación, el papa emérito dijo que desde el día de su fallecimiento, “percibíamos el perfume de su santidad, y el Pueblo de Dios manifestó de muchas maneras su veneración hacia él. Por eso, he querido que, respetando debidamente la normativa de la Iglesia, la causa de su beatificación procediera con razonable rapidez”.

En su homilía, el papa Francisco definió a Juan Pablo II, quien lideró a los católicos desde 1978 hasta su muerte en 2005, como “el Papa de la familia”, mientras que a Roncalli lo calificó como un “pastor, un guía-guiado”.

De ambos, aseguró Jorge Bergoglio, se puede decir que “colaboraron con el Espíritu Santo para restaurar y actualizar” la Iglesia y que “vivieron las tragedias del siglo XX sin dejar que los superaran”.

La decisión inédita hasta ese domingo de canonizar a dos papas a la vez fue tomada por Francisco en un gesto “político” que, según los vaticanistas, buscaba reconciliar a dos tendencias dentro de la Iglesia: la conservadora, que ve en Juan Pablo II un ícono, y la más progresista, que considera a Juan XXIII como un punto de inflexión en la modernización de la institución.