Seleccionar página

La aeronave solar terminó con éxito un vuelo entre Hawai y el norte de California de dos días y medio, guiado por el experimentado explorador suizo y psiquiatra Bertrand Piccard, cuyo objetivo es culminar una vuelta al mundo.

avion solar california
El avión solar descendió en Mountain View justo antes de la medianoche del sábado 23 de abril.

“Esta es una nueva era. No es ciencia ficción. Es el hoy”, declaró Piccard a medios de comunicación al llegar a California, después de haber despegado de Hawai el jueves pasado.

La nave Impulse 2, que cuenta con alas de un avión Boeing 747 y con un peso similar al de una camioneta SUV, utiliza sólo energía solar que captan unas 17 mil células fotovoltaicas.

Antes de descender, el avión, que viajó a la velocidad de un automóvil promedio, sobrevoló el puente Golden Gate y la bahía de San Francisco.

Impulse 2 aterrizó en Pahu en julio pasado, después de que el sistema de baterías fue dañado por el calor durante su viaje desde Japón.

Al cumplir esta etapa, tras un recorrido de 62 horas, la aeronave se prepara para la novena fase de su proyecto.

Solar Impulse, que partió desde el aeropuerto hawaiano de Kalaeloa, ha utilizado sólo energía solar desde que inició su viaje el 9 de marzo de 2015 en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos (EAU), rumbo a Mascate, capital de Omán.

Las 17 mil células fotovoltaicas cubren la superficie superior de las alas del aparato, de 72 metros de envergadura, conforme un proyecto de Piccard, quien dirige al avión en esta etapa, y su compatriota André Borschberg.

Los fundadores del proyecto Solar Impulse prevén que el avión viaje alrededor del mundo para promover la conciencia sobre la energía renovable y sostenible para ahorrar combustible y proteger al medio ambiente.

El plan contempla 12 etapas: la primera de Abu Dhabi a Mascate; la segunda entre la capital de Omán y Ahmedabad, India; la tercera de esa urbe a la ciudad india de Varanasi; la cuarta hacia Mandalay, Myanmar; y la quinta hasta la localidad de Chongqing, en China.

En la sexta fase, el avión voló de Chongqing a Nanjing, en China; en la octava se dirigió a Nagoya, Japón; y en la novena etapa llegó a Hawai, donde este jueves comenzó el décimo trayecto hasta California, aprovechando condiciones climáticas favorables.