Seleccionar página

La ciudad de Augsburgo, en el sur de Alemania, es la segunda en sumarse al proyecto de incorporar semáforos especiales en el suelo en algunos cruces, el motivo es llamar la atención de aquellos peatones que van haciendo uso del smartphone.

sem2

Así pues, se han colocado en algunas paradas de tranvía unas franjas de luces LED para que sirvan de semáforos que atraigan la mirada de los andantes que no prestan atención al tráfico y evitar así accidentes graves e incluso mortales.

Las luces rojas comienzan a parpadear en el momento en que se acerca un tranvía y el semáforo para los peatones se pone en rojo.

Según una encuesta reciente, casi el 17% de los peatones utiliza su teléfono móvil cuando camina por la calle. La cifra anterior se suma a que casi el 8% de los 14 mil peatones observados escribían mensajes mientras cruzaban la calle, otro 2.6% llamaba por teléfono, alrededor del 1.4% hacía las dos cosas y el 5% restante llevaba audífonos sin hablar, probablemente escuchando música.

Las medidas tomadas no son del todo preventivas, resulta que apenas en marzo pasado una menor de 15 años perdió la vida en Múnich al ser arrollada por un tranvía cuando miraba su smartphone y escuchaba música con audífonos mientras cruzaba la vía; a la vez, en otra ciudad alemana, un peatón de 19 años, también con audífonos, murió al ser arrollado por un tranvía en agosto pasado.

Así nos damos cuenta que estas medidas son tomadas con base en sucesos que los demandan, lo que nos hace pensar que en nuestro país vendría bien un estudio sobre el comportamiento de los peatones y el uso del smartphone, para saber así si estas medidas podrían ser adoptadas.