Seleccionar página

Finalmente, la NFL ganó y Tom Brady deberá cumplir con el castigo impuesto por el caso de los balones desinflados.

brady suspension 10

Una corte federal de apelaciones falló a favor de la Liga en el caso “Deflategate”, por lo que el mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra deberá cumplir con una sanción de cuatro partidos impuesta por el comisionado Roger Goodell.

La decisión da reversa al fallo de un juez federal, que había nulificado la suspensión para Brady en septiembre de 2015 por “varias deficiencias legales significativas”, en la forma en cómo Goodell investigó las acusaciones de los balones que estaban por debajo de los niveles de presión que la NFL impone para un juego, durante el partido por el campeonato de la Conferencia Americana contra los Potros de Indianápolis, en enero de 2015.

En el dictamen, los jueces expresaron que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, había actuado de manera apropiada respecto del contrato colectivo con los jugadores de la Liga, y afirmó además que a Brady se le había concedido un trato justo.

Los abogados de Brady aún pueden apelar la decisión en una corte de segundo circuito, e incluso en la Suprema Corte de Estados Unidos, aunque expertos consultados por el diario “The New York Times” afirmaron que ambos intentos tiene pocas probabilidades de éxito.