Seleccionar página

El presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Leonel Luna Estrada, presentó una iniciativa para reformar los artículos 41 y 42 de la Ley de Desarrollo Urbano y Vivienda en la Ciudad de México a fin de frenar el desarrollo urbano desmedido y voraz derivado de la ineficacia de las normas y el exponencial crecimiento poblacional durante la década de los 70 en la capital del país.

Leonel Luna Estrada2

“A través de esta iniciativa estamos contemplando el fortalecimiento de la participación ciudadana como medio de control administrativo, es decir, el órgano ciudadano podrá emitir opiniones y votar a favor o en contra de las modificaciones de uso de suelo, según sea el caso, esta determinación será a su vez valorada e integrada al expediente”, explicó el líder de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Al presentar la iniciativa, expuso que los cambios y adiciones obedecen a la imperiosa necesidad de frenar los abusos de inmobiliarias, así como las modificaciones de uso de suelo que en años anteriores, han sido autorizadas de forma discrecional, por ello, también se contemplan mecanismos de control administrativo a fin de generar certeza ciudadana.

“Se elimina la figura jurídica de afirmativa ficta, por la que se daba luz verde, sin un riguroso análisis, a las modificaciones de uso de suelo, ante el completo silencio de la autoridad, lo que buscamos es justo que exista una revisión puntual y meticulosa de cada caso, priorizando siempre el interés social y no el de unos cuantos”, aseguró el presidente de la ALDF.

Luna Estrada señaló que la propuesta, turnada a la Comisión de Desarrollo Urbano de la ALDF, también contempla la prohibición de modificaciones de uso de suelo en los predios ubicados en los polígonos de cualquiera de los 45 programas parciales de desarrollo urbano aplicables en la Ciudad de México.

Añadió que con estas medidas se gesta una nueva estrategia de desarrollo urbano sustentable en la capital del país en la que todas instancias involucradas, desde los propios vecinos hasta diversas instancias de gobierno y la propia ALDF, trabajarán de forma conjunta para anteponer los intereses ciudadanos.