Seleccionar página

El acoso y hostigamiento hacia las mujeres no tiene edad, situación geográfica, ni posición económica.

marcha mujeres 3

Las mujeres y las niñas son y temen ser objeto de distintas formas de violencia sexual en el espacio público; desde comentarios sexuales no deseados y manoseos, hasta violaciones y feminicidios. Ocurre en la calle, en el transporte público, la escuela y el lugar de trabajo, en el parque, en las instalaciones públicas y en diferentes puntos de este país.

Pese a que actualmente la violencia en el ámbito privado se reconoce ampliamente como una violación de derechos humanos, la violencia contra mujeres y niñas, en especial el acoso sexual en el espacio público, sigue siendo un problema en gran medida desatendido, con pocas leyes o políticas para acometerla y prevenirla.

De acuerdo con estadísticas oficiales, cada minuto, en promedio, una persona es víctima de violencia sexual en México, y ocho de cada 10 son mujeres. Los delitos más frecuentes son abuso sexual, violación y acoso.

Según las cifras, la impunidad prevalece en estos ilícitos, pues menos del tres por ciento se denuncian y, de los casos que son investigados por las procuradurías estatales y federal, en menos del uno por ciento hay consignados.

marcha mujeres 2

A esta impunidad se suma la falta de un registro confiable para dimensionar el delito de feminicidio. El Instituto Nacional de las Mujeres afirma que cada 24 horas se cometen 7.2 homicidios violentos en contra de mujeres, pero no existen bases de datos actualizadas que permitan corroborar esta cifra.

En otras cifras, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, un 63 por ciento de las mujeres mexicanas señala haber sufrido algún tipo de violencia sexual. Tan solo en la Ciudad de México esa cifra aumenta a un 72 por ciento. Las diferentes fiscalías tienen registradas más de 15 mil denuncias por violación al año, esto es, 40 mujeres al día, y sólo una de cada cinco recibe una sentencia condenatoria.

Al menos seis mujeres mueren al día a manos de la violencia machista. En 30 años han sido asesinadas 50,000 mujeres de las maneras más sádicas. Los datos que recoge el organismo de estadística advierten que para ellas se utilizan “medios que producen mayor dolor y que prolongan su muerte”. En 2013, al 32 por ciento las ahorcaron, las estrangularon, las ahogaron, las quemaron o las lesionaron con objetos punzocortantes o a golpes. La mayoría de los homicidios masculinos fueron con arma de fuego en un 65 por ciento.

marcha mujeres 1

Casos como el de Maricarmen Escobar en Chiapas, la violación de Daphne Fernández por el grupo de “Los Porkys” en Veracruz, y la agresión a la periodista Andrea Noel en la Ciudad de México han vuelto a prender las alarmas sobre la prevaleciente violencia de género en nuestro país.

A lo largo de este mes hemos visto muchas manifestaciones a través de redes sociales. Coincidentemente con la puesta en marcha del programa “Hoy No Circula” temporal, en el Sistema de Transporte Colectivo Metro un grupo de mujeres se reunió en la estación del Metro Tasqueña, desde donde iniciaron un recorrido por la Línea 2 para expresar su rechazo al acoso sexual en el transporte público. Vestidas con largas túnicas negras, tipo burka musulmana, y con pancartas repudiaron los ataques, expresando: “el Metro es público, mi cuerpo NO”.

Estas manifestaciones no quedaron en esto, la semana pasada miles de usuarias de Twitter recordaron los momentos más desagradables que han vivido, bajo el hashtag #MiPrimerAcoso, convertido en tendencia, dando muchos ejemplos concretos de la realidad de este país.

marcha mujeres 5

Pese a que en reiteradas ocasiones se han realizado numerosos campañas contra la violencia de género en México, como #NoesNo y #NoTeCalles, para animar a las mujeres a denunciar, aún queda mucho trabajo por delante, aunque no por eso, las voces tienen que ser calladas; todo lo contrario, se hacen escuchar como sucedió este fin de semana con la movilización nacional #VivasNosQueremos, la cual se replicó en 27 ciudades del país que se sumaron a la causa.

En el caso del Valle de México, la marcha comenzó en el municipio más letal para las mujeres en todo el país, según la ONU: Ecatepec de Morelos, en el Estado de México, cuyo objetivo fue levantar la voz en contra de las “violencias machistas”, ese entramado social e institucional que facilita e incluso, normaliza la violencia hacia las mujeres.

Con pancartas en lo alto, elevaron sus denuncias de las que la mayoría de las mujeres han sido objeto, señaladas y culpadas hasta por la forma de vestir, al menos una vez han sido sujetas a hostigamiento sin importar el lugar por donde caminan.

marcha mujeres 6

La raíz de toda esta problemática viene desde casa, donde los roles de cada género están determinados por creencias de la población. Desgraciadamente, las afirmaciones de que la mujer no está hecha para estudiar cosas muy complejas, que no debe ser ambiciosa, que no tiene la capacidad de llegar a los niveles altos del mundo profesional, que debe consagrarse a la construcción de un hogar, de una familia, etc., siguen siendo aceptadas por una mayoría de la sociedad, tanto femenina como masculina.

La educación es primordial en la prevención de la violencia de género, y es la cura de esta plaga porque es la única que puede cambiar las mentes de los seres humanos. Educar a la población es primordial, porque por una parte permite ofrecer una visión más abierta y verdadera sobre la mujer, evitando ver al género femenino como débil, reconociéndolo como igual al hombre y con capacidad de autonomía. Esto permitiría reducir la discriminación, tanto laboral como social, de la mujer, pero también las violencias que son engendradas por la relación de poder desigual que existe entre los géneros.

En un ambiente que incita a la sumisión y a la violencia, muchas mexicanas ni siquiera tienen derecho sobre su propio cuerpo. Un mejoramiento del nivel de educación, principalmente para las mujeres que pertenecen a los segmentos pobres de la población, es primordial para que tomen conciencia de sus derechos.

 

En Urban360 nos interesa escucharte, comparte tu opinión sobre este tema en Twitter o Facebook.