Seleccionar página

El ministro venezolano de Energía Eléctrica, Luis Motta, informó hoy que por ser sede de los poderes públicos, Caracas quedará fuera del plan de racionamiento eléctrico, que comenzará el lunes próximo y que se prolongará por 40 días.

caracas energia1
Motta dijo que el llamado plan de “administración de cargas” tampoco se aplicará en hospitales, aeropuertos y cuerpos de seguridad.

El programa busca mantener los niveles del embalse de la principal central hidroeléctrica del país, que se han visto afectados por la prolongada sequía y el fenómeno climatológico de El Niño.

Motta señaló que la medida fue planificada para preservar el nivel del embalse de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, El Guri, en la región de Bolívar, la cual suministra el 70 por ciento de la energía que se consume en el país.

El ministro señaló en su cuenta de la red social Twitter que en la elaboración del llamado plan de racionamiento se consideraron no sólo aspectos técnicos, sino también aspectos “sociales, económicos y especiales”.

“En este sentido hay circuitos en los cuales no se aplicará el plan tales como: hospitales, aeropuertos, y cuerpos de seguridad”, dijo Motta, quien agregó que tampoco se aplicará en el Distrito Capital, por ser Caracas sede de los poderes públicos.

Motta advirtió que en los sectores de Caracas que superen el consumo residencial se aplicará el racionamiento.

La medida busca evitar que siga bajando el nivel del embalse de El Guri, que está en una situación crítica después de la sequía.

Señaló que el racionamiento busca preservar el funcionamiento del complejo hidroeléctrico hasta que llegue el período de lluvias, a finales de mayo próximo.

(ntx)