Seleccionar página

La eficacia de las terapias antirretrovirales frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ha posibilitado que los pacientes puedan vivir muchas décadas tras haber contraído la infección; sin embargo, estas terapias no logran frenar uno de los efectos que provoca el virus: el envejecimiento prematuro.

envejecimiento prematuro 2

Un estudio del Centro Médico de la Universidad de Nebraska encontró que los pacientes con VIH tienen casi cinco años más de lo que marca su edad biológica, un aspecto preocupante dado que este envejecimiento prematuro conlleva, entre otras consecuencias, que las enfermedades asociadas a la edad se desarrollen de manera precoz.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los cambios epigenéticos en las células de los pacientes con VIH. Concretamente, estos cambios son alteraciones que modifican la forma en la que se expresan los genes contenidos en el ADN. Entre estos cambios destaca una modificación química denominada metilación, que puede alterar la forma final de las proteínas codificadas en los genes.

Los autores obtuvieron muestras de células de 137 pacientes con el VIH que, en tratamiento con una combinación de fármacos antirretrovirales, tenían un buen estado de salud y las compararon con las de 44 sujetos que no habían contraído la infección.

vih farmacos 1

Los resultados mostraron que la infección por el VIH conlleva un envejecimiento promedio de 4.9 años sobre la edad biológica. Este cambio se correlaciona directamente con un incremento del riesgo de mortalidad de un 19 por ciento.

En definitiva, parece que el envejecimiento prematuro es uno de los primeros efectos negativos que provoca el VIH ya desde el mismo momento de la infección. Tan es así que, como concluyen los autores, las personas con el VIH deberían ser conscientes de que tienen un mayor riesgo de enfermedades asociadas a la edad y, por tanto, adoptar estilos de vida saludables.