Seleccionar página

El ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, Luis Motta, anunció hoy la aplicación de un plan de racionamiento eléctrico que se prolongará por 40 días, para amortiguar los estragos causados por la sequía en el mayor complejo hidroeléctrico del país.

elect venez

Motta dijo que a partir del próximo lunes los usuarios tendrán cuatro horas sin el servicio eléctrico para contribuir al sostenimiento del embalse del complejo de El Guri, en el sur del país, que ha bajado a niveles de crisis por la sequía y el fenómeno de El Niño.

“Con estas cuatro horas diarias (de racionamiento) los venezolanos van a colaborar para detener el descenso de los niveles de la Central Hidroeléctrica en El Guri”, señaló Motta en rueda de prensa.

Motta informó que el racionamiento es parte del llamado plan de “cargas administradas”, elaborado para reducir el consumo en la época de sequía y mientras llega la temporada de lluvias, posiblemente a fines de mayo próximo.

Los niveles del embalse, alimentado por el río Caroní, han bajado a una situación de emergencia, lo que el Gobierno ha tratado de compensar con llamados a reducir el consumo y el decreto de los viernes no laborables en abril y mayo en el sector público.

El funcionario dijo que el racionamiento estará en vigencia durante 40 días, para cuando se espera la llegada de la época de lluvias.

El complejo, construido en la década de 1960, suministra cerca del 70 por ciento de la energía que se consume en Venezuela.

El programa de “cargas administradas” fue adelantado anoche por el presidente Nicolás Maduro, quien señaló que no había querido aplicar medidas de racionamiento.

Motta explicó que los horarios de racionamiento serán de 8 a 12 horas, de 12 a 16, de 16 a 20 y de las 00 a las 4 de la madrugada.

Aunque señaló que los cortes serán programados, no descartó que existan interrupciones “fortuitas”, producto de “sabotajes y fallas eléctricas”.

Motta indicó que pese a que la región central, incluida Caracas, ha sido azotada en los últimos días por lluvias torrenciales, los aguaceros no han caído en la región de Bolívar, donde cruzan los ríos que alimentan el embalse de El Guri.

Finalmente, llamó a los venezolanos a entender la situación y puntualizó que el consumo residencial no ha bajado a pesar de las advertencias del gobierno y las medidas para reducir el consumo.

(ntx)