Seleccionar página

Cada vez es mayor el número de estudios que muestran que los beneficios de tomar aspirina van mucho más allá del alivio de los dolores de cabeza y de la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

aspirina alzheimer

De hecho, cada vez hay más evidencias que sugieren que el consumo de aspirina también reduce el riesgo de cáncer, y un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, muestra que tomar aspirina a dosis bajas no solo podría aumentar en hasta un 20 por ciento la tasa de supervivencia de los pacientes de cáncer, sino que incluso ayudaría a detener la expansión del tumor a otros órganos.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los resultados alcanzados en cinco ensayos clínicos aleatorizados y 42 estudios observacionales sobre el efecto de la aspirina en el tratamiento de tres tipos de cáncer: de seno, próstata y colorrectal.

El período medio de seguimiento de los estudios analizados se estableció en cinco años. De acuerdo con las nuevas evidencias, la toma de aspirina a dosis bajas se asoció con un incremento significativo de la tasa de supervivencia y con una reducción de la frecuencia de las metástasis, en combinación con los tratamientos específicos para cada tipo de tumor.

Además, se observó la presencia de una mutación, conocida como PIK3CA, en cerca de un 20 por ciento de los pacientes, lo que podría explicar gran parte de la reducción de la mortalidad asociada con el consumo de aspirina en el cáncer colorrectal.

Los investigadores aseguraron que aún se necesita estudiar si este efecto-beneficio podría darse en otros tipos de cáncer, pero recomendaron a los pacientes diagnosticados de cáncer que hablen con sus médicos sobre la posibilidad de tomar aspirina a dosis bajas como parte de su tratamiento antitumoral.