Seleccionar página

El tribunal supremo de Brasil aplazó ayer su decisión sobre si suspende definitivamente o permite la asunción de Luiz Inacio Lula da Silva como ministro en el gabinete de la presidenta Dilma Rousseff.

lula corte brasil

Rousseff, quien podría ser apartada por 180 días de la presidencia de Brasil durante la primera quincena de mayo si el Senado aprueba la apertura del juicio político contra ella, nombró a su predecesor jefe de la Casa Civil el 16 de marzo, pero dos días después el Supremo Tribunal Federal (STF) suspendió cautelarmente la asunción de Lula.

Ello, porque uno de los magistrados del STF consideró que el expresidente podría haber sido nombrado ministro para obtener fuero privilegiado y, de esta forma, escapar a la Justicia de primera instancia que le investiga por su eventual implicación en la trama de corrupción vinculada a la estatal Petrobras.

Este caso estaba en la agenda del miércoles en el plenario del STF, pero la corte decidió suspender la decisión colegiada, por lo que Lula seguirá sin poder asumir el cargo, pese a haber sido nombrado por Rousseff hace ya más de un mes.

La máxima instancia judicial de Brasil tampoco anunció cuándo juzgará el caso, lo que apunta a que podría no ser analizado hasta después de la votación en el Senado de la apertura del “impeachment” a Rousseff, que debería producirse en torno al 11 de mayo.

Considerado el ‘padre’ de los programas sociales que han sacado de la pobreza a más de 30 millones de personas en Brasil durante la última década, la policía lleva meses evocando la posibilidad de que Lula se hubiera beneficiado de la trama en Petrobras.

La fiscalía sospecha que Lula habría recibido millones de reales en donaciones ilícitas de empresas constructoras y, asimismo, se habría beneficiado del usufructo –sin ser titular- de dos propiedades: un apartamento de tres plantas en la región costera de Guarujá y una casa en la localidad de Atibaia, ambos en Sao Paulo.

(ntx)