Seleccionar página

Son muchas las cosas que nos pasan por la cabeza cuando terminamos una relación. El proceso para olvidar a nuestro ex y comenzar a sentirnos bien solos o con otra persona, no siempre es fácil, mucho menos cuando nos enteramos de que tiene nueva pareja.

ex pareja 3

Desde ese momento se despierta una mezcla de sentimientos que se apoderan de nosotros y hacen que inevitablemente nos sintamos un poco molestos, o al contrario, nos pone felices, pero con certeza todos pasamos por  algunas de estas cosas acerca de la pareja de nuestro ex.

No compares

Deja de ver la foto. Ya sea para levantarte el ego o para tirarte al suelo, ninguna reacción te va a hacer sentir realmente mejor. Se vea como se vea, es sólo una persona. Como tú, tiene fortalezas y debilidades. No asumas que es mil veces mejor o peor que tú por la manera en que se ve.

No la investigues

No la busques en Google. No la busques en Instagram o Twitter o en cualquier otro lado que a tu mente stalker se le ocurra. Cualquier información que encuentres sobre ella o él, te va a llevar de regreso a “Comparatilandia”, y definitivamente no quieres estar ahí. No importa si fue la reina del equipo de futbol en la prepa, o que tú cabello con ondas se vea mejor que el suyo. Él o ella está con esta persona. Tomó una decisión y tu opinión al respecto realmente no importa.

ex pareja 2

No te preocupes

Cuando los roles se invierten y tú eres la nueva pareja, puede ser muy sencillo y tentador odiar a la ex, aunque ni siquiera la conozcas. Y si eres la ex, puedes preocuparte de que te culpen de todo lo malo, pero no debes sentirte así. Antes de que te veas envuelta en un drama sobre la manera en que otros te perciben, recuerda que siempre existe una elección: tirarte a la depresión novelera o aceptar que esta persona va a pensar lo que quiera, es su problema; no el tuyo.

No ignores el verdadero problema

El simple hecho de que te sientas tentada a stalkear a la nueva novia puede significar la única cosa que no quieres escuchar y que no quieres aceptar: todavía no lo superas. De ser así, sencillamente no te importaría. Admitirlo no te hará daño, al contrario, te ayudará a entender que no se trata de una nueva chica o chico, sino de ti. Teniendo eso en mente, cierra la compu y sal a caminar, despeja tu mente, platica con tus amigos y no pierdas el tiempo tristeando por tu ex. Recuerda que hay una diferencia entre querer saber qué pasa en su vida y volverte una ex psicótica con delirios de detective.