Seleccionar página

La misión Dawn de la NASA ha captado nuevas imágenes de los cráteres brillantes en la superficie del planeta enano Ceres.

ceres planeta brillante

En su órbita de mapeo a menor altitud, a una distancia de 385 kilómetros de Ceres, Dawn ha proporcionado a los científicos vistas espectaculares del planeta enano.

El cráter Haulani, con un diámetro de 34 kilómetros, muestra la existencia de derrumbes desde el borde del cráter. Material liso y una cresta central destacan sobre el resto del terreno. Una imagen en falso color mejorada permite a los científicos comprender mejor los materiales y cómo se relacionan con la morfología de la superficie. Esta imagen muestra rayos de material eyectado de color azulado. El color azul se ha asociado con características del terreno joven en Ceres.

“Haulani muestra perfectamente las propiedades que se pueden esperar de un impacto reciente en la superficie de Ceres. El suelo del cráter está en gran parte libre de impactos, y contrasta fuertemente en color con las partes más antiguas de la superficie,” dijo Martin Hoffmann, coinvestigador del equipo de cámaras de Dawn, con base en el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Göttingen, Alemania.

La naturaleza poligonal del cráter ( lo que significa que se asemeja a una forma hecha de líneas rectas) es digna de mención porque la mayoría de los cráteres observados en otros cuerpos planetarios, incluida la Tierra, son casi circulares. Los bordes rectos de algunos de los cráteres de Ceres, incluyendo Haulani, son el resultado de patrones de estrés preexistentes y defectos debajo de la superficie.

Un tesoro escondido en Ceres es el cráter Oxo, de 10 kilómetros de ancho, que es la segunda característica más brillantes de Ceres (sólo la zona central de Occator es más brillante). Oxo se encuentra cerca del meridiano 0 grados que define el borde de muchos mapas de Ceres, haciendo que esta pequeña característica pasase fácilmente por alto. Oxo también es único debido a la relativamente gran “caída” en el borde del cráter, donde una masa de material ha caído por debajo de la superficie. Miembros del equipo científico de Dawn también están examinando las firmas de los minerales en el suelo del cráter, que parecen diferentes a los de cualquier otro lugar de Ceres.

Fuente: NASA