Seleccionar página

El amor y la amistad no solo nos hacen sentir bien, también son fundamentales para la salud pública. 

soledad aumenta1

La ansiedad y la presión laboral pueden estar detrás de los ataques de corazón o los derrames cerebrales. A esta lista se une ahora la falta de afecto. Una investigación añade como factores de riesgo para estas enfermedades la soledad y una mala socialización.

Los autores del estudio, de la Universidad Brigham Young de Utah (Estados Unidos), concluyen que los efectos del aislamiento social y afectivo incrementan hasta un 30% la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular o padecer una enfermedad coronaria. Este porcentaje es similar al derivado de otros aspectos psicosociales, como el estrés.

Los resultados se extrajeron del análisis a más de 181 mil personas, seleccionadas desde 16 bases de datos de estudios previos. Los investigadores monitorizaron entre tres y 21 años cómo la nutrición o las horas de sueño afectaban a sus relaciones sociales.

Muchas de estas personas presentaban coincidencias con las que establecer un perfil de paciente: varón, de 55 años, con hipertensión provocada por una situación personal complicada unida al aumento de la grasa corporal por el consumo de alimentos de baja calidad fuera de casa. De esta forma, los expertos infieren que una socialización positiva está directamente relacionada con un estilo de vida saludable.

Durante el análisis, detectaron 4,628 complicaciones coronarias –ataques al corazón, anginas de pecho e incluso la muerte– y 3,002 derrames cerebrales. Estos datos suponen un riesgo del 29 y 32 por ciento, respectivamente.

A pesar de estas evidencias, los autores advierten que no se puede establecer una relación causa-efecto, ya que no se deben excluir el impacto de factores no analizados. Además, destacan que la “causalidad inversa” –personas con pocas redes afectivas pero sin trastorno alguno­­– incrementa el margen de error de los resultados.

Fuente: SINC