Seleccionar página

Novak Djokovic y Serena Williams, respectivos número uno del circuito masculino y femenino de tenis, recibieron el premio Laureus al deportista del año, dejando en esta ocasión sin el galardón a uno de los favoritos, Lionel Messi.

djokovic laureus

El serbio vive desde hace tiempo en los primeros planos del deporte y está acostumbrado a ganar títulos, premios y demás distinciones al que se suma este premio superando al astro argentino, al velocista jamaiquino Usain Bolt, y a la figura de los Warriors de Golden State, Stephen Curry.

Este es su tercer galardón,  el segundo consecutivo, gracias a que tuvo un 2015 brillante, en el que ganó tres torneos de Grand Slam (Australia, Wimbledon y US Open), seis Masters 1000 y un quinto Masters en Londres para terminar primero en la ATP por cuarta vez en su carrera.

Por su parte, Serena Williams hizo historia al llevarse por tercera ocasión en 10 nominaciones la categoría de mejor deportista femenina del año y superar a la atleta Yelena Isinbayeva como máxima ganadora, quien lo ha ganado dos veces.

Sus méritos en 2015 fueron haberse coronado en el Abierto de Australia, en Roland Garros y en Wimbledon, tres de los cuatro Grand Slam del año y, además, haber terminado como número uno del ranking mundial.

En la categoría de Equipo del Año los premiados fueron los “All Blacks”, después de que ganaran su segundo Mundial consecutivo al batir a Australia en la final (34-17) en Twickenham. El equipo neozelandés sucede en el palmarés a la selección alemana de fútbol, ganadora en 2014 del Mundial de Brasil.

Por último se rindió un homenaje póstumo al holandés Johan Cruyff, a quien se le dio el premio al espíritu deportivo que fue recibido por su hijo, Jordi Cruyff.