Seleccionar página

Un descuido en el último minuto le permitió a Chivas hilvanar su cuarto triunfo en fila y de paso dar cuenta 1-0 de Atlas en el “Clásico Tapatío”.

clasico tapatio 2

La única anotación del encuentro fue obra de Jair Pereira, al minuto 93 y con este resultado, el Rebaño Sagrado llegó a 21 unidades para seguir en zona de Liguilla, en tanto los Zorros se quedaron con nueve en el sótano de la clasificación.

Sin ser mejores en la cancha, los rojiblancos se sacaron la lotería en el último suspiro de este juego que fue muy equilibrado, pero en el que Atlas había tenido hasta ese momento, las ocasiones más claras.

Si Omar Bravo hubiera sido certero en la única que tuvo en el primer tiempo durante su intrascendente participación, el juego habría sido muy diferente, pues conforme transcurrió el reloj los rojinegros se dieron cuenta que Chivas no era tan peligroso y modificaron su defensivo planteamiento inicial.

La única ocasión en que lo lograron fue en un balón por izquierda que dejó mano a mano a Bravo con Oscar Ustari, pero el atacante definió con poca fuerza en su disparo cruzado, lo que aprovechó el portero argentino para meter el manotazo y evitar la caída de su marco, al minuto 24.

Tras esta acción, los visitantes comenzaron a tomar confianza y el esférico en la recta final del primer tiempo, lo cual se alargó para el complemento, en el que adelantaron líneas y el juego se abrió.

Los últimos diez minutos fueron de ida y vuelta y los porteros eran determinantes para el empate; primero Rodolfo Cota sacó a una mano un disparo de Gonzalo Bergessio que amenazaba con colarse en el ángulo superior izquierdo, mientras que Ustari voló para atrapar un tiro de Eduardo López que llevaba la misma dirección.

Cuando todo parecía escrito, un tiro de esquina por derecha al corazón del área fue conectado de manera perfecta por Jair Pereira, quien puso su cabezazo pegado al poste derecho ante el inútil lance de Ustari, para así salir con una victoria que los hace ver más cerca la fase final.

(ntx)