Seleccionar página

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció hoy el establecimiento de un mecanismo especial para dar seguimiento a las investigaciones sobre el caso Ayotzinapa, al dar por concluidos los trabajos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

James-Cavallaro-610x389

La CIDH dijo lamentar “profundamente que el Estado mexicano haya manifestado su posición de no prorrogar el mandato del GIEI y poner fin al acuerdo, a pesar de que los objetivos del mismo permanecen incumplidos, principalmente la ubicación de los estudiantes desaparecidos”.

Dada la naturaleza del acuerdo de asistencia técnica, en la que es indispensable la anuencia del Estado, la CIDH considera que no están dadas las condiciones para continuar el mandato del Grupo.

La CIDH señaló que durante el 157º Período ordinario de Sesiones, el cual concluyó este viernes en Washington, D.C., sostuvo reuniones, privadas y por separado, con los expertos del GIEI, una alta delegación del Estado mexicano y representantes de los familiares, con el propósito de dar seguimiento al acuerdo de asistencia técnica y escuchar la posición de las partes sobre la continuidad del trabajo del GIEI en México.

Dijo que los familiares de los estudiantes le solicitaron la renovación del mandato del GIEI hasta que se determine la verdad de lo ocurrido, se esclarezca el paradero de los estudiantes y se haga justicia.

Por su parte, la delegación del gobierno mexicano valoró positivamente los aportes del GIEI en la investigación, pero decidió no prorrogar el mandato, que concluye el próximo 30 de abril.

Ante esto, la CIDH anunció su decisión de establecer un mecanismo especial de seguimiento hasta lograr el cumplimiento de los objetivos y recomendaciones establecidos tanto en la medida cautelar como en los informes del GIEI.

El presidente de la CIDH, el jurista estadounidense James Cavallaro, dijo que los detalles sobre la conformación de este mecanismo aún están por definirse, y que en este proceso pedirán la opinión de los familiares de las víctimas.

Cavallaro adelantó igualmente que el mecanismo podría contar con el apoyo de los expertos del GIEI, aunque este es uno de los aspectos que están aún por resolverse, incluidos otros de carácter técnico y financieros.

Cavallaro dijo que la comisión está complacida con el trabajo de los cinco expertos, a quienes acreditó el haber contribuido a fortalecer la investigación al señalar fallas “y ha servido para informar a la sociedad mexicana y mundial sobre lo que estaba pasando con esta investigación”.

Finalmente, desestimó de manera categórica que el fin del mandato del GIEI pueda ser percibido por los familiares de los estudiantes como un distanciamiento de la comisión con su causa.

“La comisión no está abandonando este caso, no va a abandonar a los beneficiarios de esta medida, que son las familias de las víctimas. Tenemos la intención de seguir el monitoreo en torno al bienestar de los beneficiarios. Aquí no hay abandono, no se está abandonando este caso, ni a las personas”, puntualizó.