Seleccionar página

El deporte, como tantos otros ámbitos de la sociedad, tampoco es inmune al terrorismo. Quizá el momento más recordado es el vivido durante los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, cuando once miembros del equipo olímpico israelí fueron secuestrados por un comando del grupo terrorista Septiembre Negro.

atendado boston 1

En el fallido intento de rescate por parte de la policía alemana, los rehenes fueron ejecutados y cinco de los ocho terroristas fallecieron en la operación.

El 15 de abril de 2013, se realizaba con normalidad el famoso Maratón de Boston, el cual inició sin ningún indicio de un ataque. La gente podía entrar y salir libremente, y llevar objetos dentro y fuera de la zona.

Cuando el reloj marcó las 14:49 horas, tiempo local, dos bombas detonaron en Boylston Street, cerca de Copley Square, a unos 180 metros de distancia, justo antes de la línea de meta. El primer explosivo detonó frente a Marathon Sports, mientras el segundo estalló a una cuadra hacia el oeste, en 755 Boylston Street, dos horas después de que el ganador cruzara la línea de meta.

Los más de cinco mil 700 corredores aún no habían acabado. Algunos corredores continuaban cruzando la línea hasta ocho minutos después de las explosiones, que hicieron estallar las ventanas en los edificios cercanos, pero no provocaron ningún otro daño estructural.

Los artefactos eran improvisados construidos con ollas a presión, explosivos, pedazos de metal y bolas de rodamientos, colocados en bolsas de lona de nylon de color negro.

Los funcionarios del Departamento de Policía de Boston informaron que murieron tres personas, entre ellas un niño de ocho años, y 264 resultaron heridas, catorce de las cuales sufrieron la amputación de algún miembro.

Dzhokhar Tsarnaev boston

El atentado fue catalogado como un ataque terrorista y se nombraron dos sospechosos por él: Tamerlán y Dzhojar Tsarnaev, hermanos de una familia de origen checheno residentes ambos en Estados Unidos desde 2003.

Ambos fueron identificados después de robar en un establecimiento el 19 de abril, durante el que asesinaron de un disparo al agente de seguridad Sean Collier del Massachusetts Institute of Technology de Cambridge, y otro agente de seguridad resultó herido. En la persecución, Tamerlán Tsarnaev falleció, pero su hermano, Dzhojar, consiguió huir. Finalmente, tras una aparatosa operación policial, Dzhojar Tsarnaev se entregó el 20 de abril, cinco días después de los hechos.

Luego del juicio que se llevó en su contra, Tsarnaev fue declarado culpable y condenado a muerte, aunque su defensa solicitó un nuevo juicio.