Seleccionar página

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, consideró que la evasión de impuestos evidenciada por los “Papeles de Panamá” resulta preocupante, y reiteró el empuje de la institución para seguir promoviendo la transparencia financiera.

panama papers

“Lo que quiero enfatizar para quienes están involucrados en este tipo de actividades, el mensaje que les mandaría es que la transparencia no va a retroceder”, resaltó Kim, tras señalar que pese a revelaciones como esta “el mundo se va a tornar más transparente conforme avanzamos”.

La filtración hecha por el diario alemán Suddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodismo Investigativo (ICIJ) reveló la existencia de una red global de empresas en paraísos fiscales y sociedades ficticias para evadir impuestos y sanciones económicas y ocultar fortunas.

“Papeles de Panamá” consta de 11.5 millones de archivos de la firma legal panameña Mossack Fonseca, incluye 4.8 millones de correos electrónicos y 4.8 millones de documentos, que superan por mucho el volumen de documentos sobre el programa de espionaje de Estados Unidos filtrado por el portal Wikileaks.

Los alcances de estas revelaciones se extendieron a países como Rusia, Islandia, Reino Unido, Arabia Saudita, China, Egipto y Argentina, entre otros, forzando en algunos casos renuncias de funcionarios como el primer ministro de Islandia, y otros casos a dar explicaciones.

Cuestionado al respecto en su conferencia de prensa de apertura de los trabajos de la reunión anual de primavera del Banco Mundial, Kim se dijo “extremadamente preocupado” por las revelaciones, aún cuando reconoció que la materia no es nada nueva.

“Sabemos que estas cosas estaban pasando, pero lo que quiero enfatizar es que cuando se evaden impuestos, cuando los bienes de un Estado son sacados y colocados en esos paraísos fiscales, todo esto tiene un enorme efecto negativo en nuestra misión de poner fin a la pobreza y alentar la prosperidad compartida”, indicó.

Aunque muchas de las acciones relevadas por “Papeles de Panamá” son permitidas bajo las leyes de algunos países, Kim caracterizó de “flujos financieros ilícitos” el traslado de dinero de corporaciones y personas para evitar el pago de impuestos o esconder ganancias.

“Para nosotros este es un tema de confianza. Cuando estamos tratando de terminar con la pobreza extrema, evadir el pago de impuestos, tomar bienes de un país y sacarlos al extranjero, todo esto resulta bastante dañino”, precisó.

(ntx)