Seleccionar página

Los fiscales suecos se pronunciaron hoy en contra de que se levante la orden de detención europea que pesa sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, advirtiendo que podría darse a la fuga si sale de la embajada de Ecuador en Londres.

discalia asa
En una declaración escrita, los fiscales pidieron a la Corte de Distrito de Estocolmo que mantenga la orden de arresto que pesa sobre el exanalista informático para permitir que sea interrogado sobre los presuntos delitos sexuales que se le atribuyen en Suecia.

La petición llegó mes y medio después de que los abogados de Assange solicitaron al tribunal la puesta en libertad de su representado en virtud del fallo, emitido el pasado 5 de febrero, por un panel de las Naciones Unidas que calificó su situación como detención arbitraria.

Dicho dictamen, que señala el confinamiento de Assange en la embajada ecuatoriana en Londres como una detención arbitraria por parte de Suecia y Reino Unido, es una opinión jurídica no vinculante.

Sin embargo, en su petición los abogados defensores argumentaron el fallo del panel, el cual precisa además que Assange está siendo forzado a vivir en la embajada, violando sus derechos humanos e impidiendo incluso la posibilidad de que consiga asilo en la nación sudamericana.

El fugitivo australiano está acusado de violación sexual en Suecia, un caso que se remonta a 2010, y se refugió en la sede diplomática ecuatoriana en junio de 2012 tras agotar todas las opciones legales en Reino Unido para evitar su extradición a Estocolmo.

Assange rechaza la acusación sexual y se niega a ser extraditado pues dice temer que Suecia lo enviaría a Estados Unidos, donde es objeto de una investigación por la divulgación de documentos secretos militares y diplomáticos, en el sitio web de Wikileaks.

El excontratista de 44 años “está en causa de probable sospechoso de un delito grave y continúa en riesgo de fuga”, sostuvieron los fiscales este jueves en su misiva enviada a la corte, de acuerdo con reportes de la edición sueca del periódico The Local.

Explicaron que aún trabajan para poder interrogar a Assange sobre la acusación en su contra, por lo que no se debe permitir que salga libre de la embajada de Ecuador en tanto lo consiguen.

Se espera que la corte de distrito tome una decisión sobre la solicitud para levantar la orden de detención en las próximas dos o tres semanas.

(ntx)