Seleccionar página

Varias compañías japonesas, junto con el gobierno de ese país, comenzaron a probar un servicio de reparto a domicilio con drones en la ciudad de Chiba, al este de Tokio.

dron2

Los drones transportaron mercancías como botellas de vino o cartones de leche a varios puntos de la ciudad, aterrizando sin problema en parques, centros comerciales y hasta en el tejado de un edificio residencial sin que los bienes que transportaba resultaran dañados.

En una próxima fase de prueba, los drones transportarán paquetes desde la bahía de Tokio hasta Chiba, a unos diez kilómetros de la capital, esperando lograr una tecnología que permita vuelos estables pese a las condiciones climatológicas, además del desarrollo de una normativa de tráfico específica para drones.

Varias compañías del sector están poniendo todo el empeño posible para que el servicio esté operativo en 2020, año en el que Tokio acogerá los Juegos Olímpicos.