Seleccionar página

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) afirmó que “hay Pemex para rato”, pues las medidas de apoyo anunciadas este miércoles fortalecen la posición financiera de la empresa, al reducir sus necesidades de aumentar el techo de endeudamiento o de financiamiento en los mercados.

secretaria

El subsecretario de Ingresos de la dependencia, Miguel Messmacher Linartas, explicó que el monto total de las medidas de apoyo para fortalecer la posición financiera de Pemex asciende a casi 125 mil millones de pesos y no se contemplan capitalizaciones adicionales.

Detalló que esa cantidad es resultado de 73.5 mil millones de pesos por capitalización y pago de pensiones y jubilaciones, así como unos 50 mil millones de pesos por ajustes al régimen fiscal de Pemex, que le permitirá aumentar su deducibilidad de costos y quedarse con este monto después del pago de impuestos.

“Creemos que sí, que hay Pemex para rato, eso sí; Pemex tiene que seguir trabajando para asegurar que sea eficiente y sea rentable bajo estos escenarios de precios más bajos de petróleo”, abundó al precisar que la empresa mantiene su plan de ajuste por 100 mil millones de pesos ya anunciado.

“El conjunto de medidas lo que va a hacer es que se refleje en una mejora del balance de Pemex, no va a necesitar salir tanto a los mercados para conseguir financiamiento y en ese sentido, no requiere un aumento en su techo de endeudamiento”, abundó.

La Secretaría de Hacienda, precisó, no tiene facultades para modificar de manera unilateral el techo de deuda de Pemex, ya que esto sólo puede hacerlo el Congreso de la Unión lo cual, “no está previsto”.

El subsecretario de Ingresos afirmó que como parte de las medidas anunciadas, este 15 de abril el gobierno federal realizará una aportación patrimonial de 26.5 mil millones de pesos y dará facilidades para que pueda utilizar 47 mil millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones en 2016.

Explicó que esta última cantidad proviene del pagaré por 50 mil millones de pesos de pesos que otorgó a Pemex a finales del año pasado, y aún está pendiente conocer los ahorros que tendrá la petrolera por la reforma a su sistema de pensiones.

Refirió que la reforma energética establece que si Pemex reforma su pasivo de pensiones, por cada peso que ahorre la empresa, el gobierno federal la apoyará con un peso, por lo que aún está pendiente ese apoyo, el cual se otorgará una vez que se conozcan los estudios actuariales, previstos para mediados de este año.

Expuso que la abrupta caída de los precios del petróleo generó tales problemas de liquidez que la empresa requiere de una serie de ajustes para vivir bajo este escenario de bajos petroprecios .

“Estamos convencidos de que Pemex sí puede hacer los ajustes que necesita para poder vivir y ser rentable dentro de un contexto de precios más bajos”, agregó al considerar que el paquete de apoyos anunciados hoy contribuirá a este proceso.

(ntx)