Seleccionar página

En los últimos años, el aceite de coco ha pasado de ser un alimento de muy mala calidad a considerarse un verdadero superalimento con un efecto favorecedor de la quema de grasas.

aceite de coco 1

El coco es un fruto rico en ácidos grasos de cadena media similares a los que se encuentran en la leche materna y que ayudan a acelerar nuestro metabolismo.

Hasta ahora siempre se había creído que el aceite de coco era rico en grasas saturadas y por lo tanto, una bomba para el organismo. Pero al contrario, las últimas investigaciones sobre la materia lo colocan como un alimento aliado del metabolismo y del equilibrio de éste.

Este tipo de ácidos grasos ayudan a nuestro organismo a reforzar el sistema inmunológico y protegernos de ataques de virus, bacterias y hongos. Es por esto que puede ser una herramienta importante en la prevención de enfermedades, ya que refuerza nuestro organismo frente a los ataques provenientes del exterior, esto se debe a las altas dosis que contiene de ácido láureo.

aceite de coco 3

Este tipo de ácido nuestro cuerpo lo convierte en monolaurin que es el monoglicérido que el organismo utiliza para protegerse de las bacterias, los virus y cualquier microorganismo que pueda afectar nuestra salud, pero además de reforzar nuestro bienestar, el aceite de coco puede ser un aliado en la regulación del metabolismo, y es que tiene efectos directos sobre el funcionamiento de la tiroides.

Desde siempre se ha hablado en contra de la grasa del aceite de coco, pero hay que diferenciar entre el aceite hidrogenado de coco, que se ha tratado industrialmente, y el aceite natural de coco, que es un tipo de ácido graso muy útil para el organismo, ya que entre sus principales funciones está la de acelerar el metabolismo y con ello conseguir mayor quema de grasas y un mantenimiento del peso corporal.

Entre otras cosas, el aceite de coco podría ser no sólo un aliado del peso corporal, sino que su consumo estaría contribuyendo a reducir el colesterol, estabilizar los niveles de azúcar en sangre, ayudando de esta manera a los enfermos de diabetes.

aceite de coco 4

Las células del corazón se podrían ver beneficiadas con su consumo, ya que las estaríamos fortaleciendo. En el caso de las mujeres, puede ser un buen aliado para mitigar los síntomas de la menopausia y el síndrome premenstrual.

A pesar de ser un tema de fuertes debates, parece que los últimos estudios demuestran que la ingesta habitual de este tipo de aceites es recomendable para el organismo, siempre y cuando sean de origen natural, sin estar hidrogenados.