Seleccionar página

El gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), anunció apoyos por 73.5 mil millones de pesos a Petróleos Mexicanos (Pemex), con el propósito de fortalecer la posición financiera de la empresa petrolera.

pemex informa

La SHCP expone que el 15 de abril se realizará una aportación patrimonial a Pemex por 26.5 mil millones de pesos, utilizando el espacio presupuestal del gobierno federal generado por el ajuste preventivo del pasado 17 de febrero.

Asimismo, se otorgará una facilidad a la empresa por 47 mil millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones durante 2016, mediante el intercambio por títulos del gobierno federal, de parte del pagaré provisional que en 2015, por ministerio de ley, el gobierno federal otorgó a Pemex.

La dependencia aclaró que estos apoyos se encuentran condicionados a que Pemex reduzca su pasivo circulante, deuda con proveedores y contratistas en la misma cantidad que la recibida por parte del gobierno federal, es decir, en 73.5 mil millones de pesos.

Asimismo, Pemex se compromete a que el pasivo circulante remanente que presente la empresa al cierre de este año se haya generado en 2016, y a establecer mecanismos para registrar y gestionar adecuadamente dicho pasivo, así como para asegurar que los referidos adeudos se mantengan en niveles sostenibles en el futuro.

La SHCP precisa que la aportación patrimonial tendrá un efecto positivo sobre el balance presupuestario de la empresa, dado que se registrará como un ingreso, pero para el sector público no tendrá impacto debido a que es una operación compensada.

Refiere que el apoyo considera también la modificación el régimen fiscal de Pemex, al permitir que la empresa pueda realizar mayores deducciones de costos en los casos de asignaciones para la exploración y extracción de hidrocarburos en áreas terrestres o en aguas someras.

Destaca que el régimen fiscal vigente de Pemex, en contraste con el esquema anterior a la reforma energética, permite trasladar aquellos costos no deducidos a ejercicios subsecuentes, por lo que eventualmente Pemex hubiese deducido la totalidad de sus costos.

Sin embargo, un límite de deducibilidad constreñido por escenarios bajos de precios de los hidrocarburos ha generado presiones de liquidez para la empresa, y por tanto, el ajuste planteado incorpora el hecho de que los costos no se han ajustado a la baja al mismo ritmo que se lo han hecho los precios, por lo que la medida apoya la liquidez de la empresa.

Indica que en las condiciones actuales de precios y producción, la modificación implica que el pago de derechos de Pemex durante 2016 se reduzca en alrededor de 50 mil millones de pesos.

Este fortalecimiento se refleja automáticamente y de forma integral en un aumento del patrimonio del Estado, por lo que este ajuste no implica un deterioro en la postura financiera del sector público, insiste la Secretaría de Hacienda.

Destaca además que Pemex mantendrá el ajuste presupuestario previamente anunciado por 100 mil millones de pesos y aprobado por su Consejo de Administración, el cual se requiere para que la empresa pueda hacer frente a los faltantes de liquidez generados por la disminución en los precios internacionales de los hidrocarburos.

(ntx)